ÔĽŅ Conciencia. Cuentos cortos de terror
ÔĽŅ

Conciencia

Autor: Adri√°n Mendoza

(4.11/5)
(469 puntos / 114 votos)


Cuento publicado el 28 de Febrero de 2012


Siempre me ha gustado manejar de noche‚Ķ disfruto de todas esas luces que van apareciendo durante el recorrido, los llamados fantasmas que forman un conjunto de luces fenomenales en una autopista ilumin√°ndose casi m√°gicamente al paso de tu auto, los se√Īalamientos que parecen brillar con luz propia y aquellas que te deslumbran por un segundo avis√°ndote que alg√ļn conductor con problemas de visi√≥n tuvo que hacer uso de sus luces mas brillantes.


Como todos, he escuchado todas esas leyendas de carretera que son tan diferentes de un pueblo a otro, desde el se√Īor que te pide lo lleves a su pueblo solo para descubrir que va a su propio velorio, hasta la chica hermosa que subes esperando tener una aventura y lo que obtienes es un demonio que te hace volcar el auto con consecuencias fatales‚Ķ pero siendo esc√©ptico de toda la vida, solo me entretengo con ellas y me imagino encontr√°ndome con algo as√≠ durante mi trayecto.

No hay muchos autos esta noche, creo que en los √ļltimos 5 kil√≥metros no he visto uno solo. Un anuncio me advierte que una serie de curvas est√°n por llegar, tomo mis precauciones y bajo un poco la velocidad. A mi izquierda no veo luz alguna, solo la oscuridad de la noche. De pronto empiezo a sentir que el auto se mueve de una manera errante, no es normal, o la autopista tiene muchos baches o‚Ķ Dios m√≠o! me he quedado dormido, pero ¬Ņc√≥mo? ¬ŅEn qu√© momento? no estaba cansado, no tenia sue√Īo, sin embargo estoy consiente de que estoy dormido, trato de gritar, de moverme de despertar‚Ķ todo esfuerzo es en vano, recuerdo a mis amigos contarme que cuando se les sube el muerto no se pueden mover aun estando consientes pero siempre les dije que era un desorden del sue√Īo, que todo tenia una explicaci√≥n cient√≠fica, de pronto siento un v√©rtigo que solo he experimentado con mi fobia a las alturas, es tanto el miedo que logro abrir los ojos un instante antes de estrellar mi auto contra las piedras de un barranco‚Ķ


Entonces despierto de un sobre salto, estoy en el asiento trasero del auto de mis padres, siento un alivio que solo los que tienen insomnio combinado con pesadillas lo entienden, respiro profundamente durante algunos minutos, sinti√©ndome feliz de estar vivo, de que todo fue solo una pesadilla, estoy a punto de gritarle a mis padres que los amo! que estoy tan feliz de estar con ellos, de pronto, el auto se detiene y reconozco la penumbra del lado izquierdo, es la misma de mi pesadilla, mis padres se bajan del auto y colocan una veladora dentro de una caja de cristal para evitar que se apague con el aire de los autos al pasar, mi madre llora, mi padre la abraza y solo escucho el susurro lleno de dolor de mi madre preguntando a Dios porque le hab√≠a quitado a su √ļnico hijo‚Ķ

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2012-03-23 11:45:46
Nombre: Adrián Mendoza
Comentario: Muchas gracias a todos por tomarse el tiempo de leer este mi primer cuento publicado en esta p√ɬ°gina, les agradezco de coraz√ɬ≥n sus comentarios. √ā¬°Saludos desde el hermoso M√ɬ©xico!


Fecha: 2012-03-10 11:17:59
Nombre: ANNILOU
Comentario: Mi estimado Adrian, debo decirte que este cuento esta perfecto,la narrativa es tan natural que casi puede uno ver al protagonista como lentamente nos conduce a un cierre de novela. felicitaciones por su trabajo


Fecha: 2012-02-28 13:41:21
Nombre: Mario Flores
Comentario: Felicidades Adrian.

Un muy buen cuento corto.


Fecha: 2012-02-28 08:57:10
Nombre: Martha
Comentario: está muy bueno, con final imprevisible, bien llevado...