Un desastre natural. Cuentos cortos de ciencia ficción


Un desastre natural

Autor: Darío Ginés Garrido

(4.06/5)
(73 puntos / 18 votos)


Cuento publicado el 03 de Julio de 2019


Había una vez un señor llamado Jerry que vivía en un pequeño chalet a las afueras de Chicago. Una mañana de marzo miró por la ventana y vio como un tumarou, una bestia parecida a una araña humanoide, Estaba devorando a un pobre hombre. Todo el mundo había visto un tumarou en la tele o a lo lejos pero? en frente de tu casa ya es otra historia. Jerry, al principio, estaba tranquilo al ver cómo se acercaban las fuerzas armadas. Pero empezó a asustarse cuando las fuerzas armadas cambiaron de dirección al lado opuesto al que estaba el tumarou. Jerry intento pedir ayuda por su teléfono móvil pero nada, la tele igual. Entones se acordó de la radio que le regalo su buen amigo, José. El día que se la regalo creía que era un regalo un poco cutre, pero en un apocalipsis es el mejor regalo. Empezó a sintonizarla hasta que oyó ?hola, hola, hay alguien ahí?, Jerry respondió ?sí?. La radio se cortó, pensó, ?aquí no hago nada hay que actuar?. Así que cogió su mochila, en ella llevaba: un arco, comida para seis días, una manta y un poco de suerte.

Así que abrió la puerta de su casa y se dirigió al refugio de tumarou más cercano que estaba a unos treinta minutos de su casa. Al cruzar la calle vio un tomarou preparado para atacarle, así que cogió su arco y? fum le dio en todo el almendro. Siguió su camino, entonces vio unos veinte tumarous atacando a un grupo de civiles. El estaba muy triste porque sabía su destino, y no podía ayudarlos, de repente salieron treinta militares de un edificio. Los tumarou SUCUMBIERON en menos de dos minutos a sus M16 de última generación. Hablaban en un inglés con acento español. Les explicaron que eran de las fuerzas armadas españolas y que venían a rescatar civiles. También les explicaron que su queridísimo Donald Trump era un capullo, que había dejado abandonado a su queridísimo país. Y que la Unión Europea les habéis dado pena y hemos mandado varias tropas.
Los militares les llevaron a un pequeño fuerte anti-tumarou. Esa noche cenaron tortilla de patata y agua mineral. Después les llevaron a los dormitorios.

En medio de la noche empezó a sonar una alarma de emergencia.
Jerry cogió su mochila y fue a ver el panorama, unos setenta y nueve tumarous estaban asaltando la base, salió por patas. Repentinamente, llegó un avión con las siglas ?EURO-FIGHTER?. Le invitaron a subir y el aceptó. Los pilotos hablaban alemán así que no entendió nada pero de repente oyó una voz familiar que decía Jerry Jerry!!!!!!. Era su queridísimo amigo José. Se contaron unos a otros sus aventuras, José, que hablaba alemán, entendió lo que les decían: ?Vamos al refugio más cercano?.
Al bajar fueron corriendo al portón que? estaba abierto!!!!! De un salto un tumarou mató a todos sus acompañantes, él era el siguiente, sacó el cuchillo y ? ¡mato al tumarou!, pero el tumarou le había dejado muy herido. Corrió como podía hacia un túnel, cuando estaba dentro, vio al final una luz muy intensa, corrió hacia ella y? ya no recordó nada.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2019-07-07 08:00:16
Nombre: Ivan elias
Comentario: Bien, se trata del problema racial en el mundo, deja las cosas sin embargo en el aire.