ÔĽŅ La ķltima llamada. Cuentos cortos de terror
ÔĽŅ

La √ļltima llamada

Autor: Bruno Tenorio

(3.87/5)
(3839 puntos / 991 votos)


Cuento publicado el 25 de Julio de 2011


Desde hac√≠a ya cuatro d√≠as, a la misma hora invariablemente, recib√≠amos una llamada. Exactamente a las 4 de la ma√Īana, el tel√©fono no dejaba de sonar hasta que mi esposa o yo contest√°bamos y cuando lo hac√≠amos s√≥lo logr√°bamos escuchar una respiraci√≥n, una respiraci√≥n cansada, que se ahogaba en s√≠ misma, como si se tratara de alguien que esta exhausto o a punto de desfallecer.


Estábamos muy nerviosos, francamente preocupados, al principio creímos que se trataba de una broma, pero ya era demasiado. La quinta noche no dormí en lo absoluto, permanecí inmóvil frente al teléfono esperando que el timbre sonara de nuevo. Había comprado un identificador de llamadas, por fin sabría quien me estaba jugando esta mala pasada. Mi esposa no quiso esperar y se fue dormir sin lograr convencerme de hacer lo mismo.

Lleg√≥ el momento, el reloj marc√≥ las 4:00 horas, mi esposa segu√≠a dormida y en el identificador pude ver el n√ļmero 5-5-2-5-7-8-8-3. ¬°Esto no es posible! pens√©, es mi n√ļmero telef√≥nico el que aparece en el display, seguramente estaba mal configurado el aparato, lo revis√© como intentando reparar alg√ļn desperfecto que no exist√≠a. El timbre del tel√©fono no dejaba se sonar. El sonido empez√≥ a molestarme, comenc√© a sentir miedo, mejor dicho un terror indescriptible se empez√≥ a apoderar de m√≠, intent√© contestar pero no pude, algo me lo imped√≠a, las manos me comenzaron a sudar copiosamente y mi cuerpo se estremeci√≥ como si algo malo me fuera a pasar si descolgaba el auricular, mi garganta estaba tan seca que no pod√≠a tragar saliva.


Salí corriendo del apartamento, no podía permanecer un momento más ahí, no pensé en mi esposa, no pensé en nadie sólo en alejarme, en huir. Sabía que iba por mí, sabía que yo era el blanco de sus intenciones, cualquiera que fueran éstas. Sentía que estaba tras mi espalda y podía escuchar la respiración, esa maldita respiración, que no dejaba de resoplar, que me atormentaba en todo momento, casi podía sentirla en mi rostro. Tengo que escapar, me decía, tengo que escapar, ¡ya no lo soporto!.

Me sentía muy exaltado, mi pulso se aceleraba a cada instante, casi no podía respirar, me estoy híper ventilando, pensé, mis piernas no respondían a las órdenes que mi cerebro intentaba darles. Desesperadamente pasé como pude por el parque, de pronto me detuve, sabía que tenía que hacer esa llamada, debía avisarle, ponerla sobre alerta y explicarle el gran peligro que corría.

Empezaba a salir el sol, no se cuanto tiempo estuve corriendo, el alumbrado p√ļblico se iba apagando poco a poco, sent√≠ una sensaci√≥n de angustia terrible. ¬°Maldita sea!, no tra√≠a conmigo una tarjeta telef√≥nica, de cualquier modo me acerqu√© a un tel√©fono p√ļblico, por fortuna era de monedas pero muy diferente, descolgu√© la bocina, todo era rectangular, de color negro con rojo, no entend√≠a nada, coloqu√© algunas monedas y comenc√© a marcar el n√ļmero, ¬°no puede ser!, susurr√©, en el teclado num√©rico no estaba el n√ļmero cuatro, no es que se lo hubieran quitado alg√ļn b√°ndalo, simplemente no estaba, nunca existi√≥, quise alejarme de aquel artefacto pero algo me dec√≠a que era la √ļnica oportunidad que ten√≠a de comunicarme con ella, deb√≠a avisarle, deb√≠a decirle que despu√©s de mi llamada no contestara el tel√©fono y que saliera lo m√°s pronto posible de aquel lugar, intent√© relajarme, mientras marcaba mi n√ļmero telef√≥nico vinieron a mi mente escenas perturbadoras estaba seguro de que a mi esposa le pod√≠a ocurrir cualquier cosa, sonaron dos tonos, descolgaron el auricular, quise decirle que huyera, que no se detuviera hasta estar segura, pero de mi boca s√≥lo sali√≥ una respiraci√≥n entrecortada, una respiraci√≥n agitada y ahogada en s√≠ misma mientras escuchaba por el altavoz un grito desgarrador que me paraliz√≥ por completo.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2016-11-18 13:51:23
Nombre: JOSE LUIS RAMIR
Comentario: Bueno el cuento, transmite desesperación y preocupación. Final abierto donde el lector puede concluir el cuento.

Continua escribiendo


Fecha: 2012-10-25 16:49:27
Nombre: Perla
Comentario: Pues ami me gusto el final!!!..
esos que te dejan en suspenso.. saludos..


Fecha: 2012-02-13 14:56:24
Nombre: jade
Comentario: excelente!pero es cierto q dejaste el final muy a bierto me dejaste con la intriga


Fecha: 2011-12-02 10:59:17
Nombre: Burbujita
Comentario: Me agrado mucho la trama de tu cuento, pero sin duda creo que pudiste extender un poco m√ɬ°s la ansiedad y dar un final mas impactante, a√ɬļn as√ɬ≠ me ha gustado mucho!


Fecha: 2011-10-19 18:43:23
Nombre: Anabella Mu√ɬĪoz
Comentario: Que interesante tu cuento, muy parecido a una película que vi recientemente, de casualidad eres el escritor?. Si no que coincidencia


Fecha: 2011-10-17 16:01:25
Nombre: Anabella Mu√ɬĪoz
Comentario: Muy bueno tu cuento, pero ese final abierto no me dice nada, murió tu esposa, o se asustó porque no estabas a su lado.


Fecha: 2011-08-28 10:38:26
Nombre: kevin bustamant
Comentario: asu bueno esta de pelos perom es un sue√ɬĪo o de verdad, por que un telefono publico sin 4 no creo que este en plena calle


Fecha: 2011-08-23 17:49:05
Nombre: t.onto man
Comentario: muy bueno lo que no me gusto es porque termino sin final



Fecha: 2011-08-02 16:12:20
Nombre: jorge
Comentario: Es un trabajo muy bueno en mi opinión,pero creo que deberias de buscar la manera de evitar los numeros en tus cuentos, pues ya que aunque sea de libre expresion en mi opinion los numeros en un cuento no van, pero no te preocupes todo esta excelente.


Fecha: 2011-07-30 21:52:23
Nombre: Martha Susana
Comentario: excelente suspenso, me gustó! felicitaciones


Ver todos los comentarios de este cuento