Planeta vegetal. Cuentos cortos infantiles


Planeta vegetal

Autor: Zulma Arellano Rojas

(3.33/5)
(20 puntos / 6 votos)


Cuento publicado el 18 de Mayo de 2019


Valeria era una niña de 6 años que vivía con sus dos padres, ella era una niña alegre y con muchos amigos, amante de la naturaleza.
Lo único que odiaba eran esos horribles y asquerosos vegetales, ella decía que era la cosa mas horrible del mudo y siempre peleaba con sus padres porque no quería comer sus vegetales.

-Pero hija, tienes que comer tus verduras- decía su madre. Mientras tanto Valeria hacia una mueca de asco al ver el plato. Por que mami? Por que?- Dijo Valeria-. Eso es fácil, es para crecer grande y fuerte.
Discutieron por un rato, pero finalmente Valeria termino comiéndose sus vegetales. Por la noche ella estaba dormida y soñaba que estaba jugando con sus muñecas y de pronto unos tremendos pasos azotaron cerca de su casa. Ella espantada se levanto y miro la ventana… Pero se quedo extrañamente mirando lo que había, preguntándose a si misma que es eso?.
Al principio ella pensaba que era una especia de monstruo gigante, estaba en lo incorrecto, graciosamente era una zanahoria… Una zanahoria? Por que?
-He venido del planeta vegetal y tengo entendido que odas lo vegetales- decía la zanahoria. La niña intento decir algo, pero justamente en el momento que abrió su boca se escucho un “poof” y se traslado junto con la zanahoria al planeta vegetal.

Q-qu-que hacemos aquí? D-don-de estamos? –decía Valeria-. Ella se asombro al ver que todo estaba tapizado de vegetal, los arboles eran brócolis, las calabazas eran casas, la alfalfa era el pasto y habían muchas verduras que hablaban, prácticamente como personas. –Bienvenida a la tierra vegetal- decía la zanahoria-. Comenzaron un recorrido mientras miraban el panorama, hasta que llegaron a un extraño lugar, era de la misma tierra, pero era un lugar putrefacto.
Que paso aquí?- pregunto Valeria- . Lamentablemente cada que alguien detesta los vegetales uno de nosotros cae terriblemente enfermo.- contesto la zanahoria.- Valeria paso unas horas con los enfermos y se hizo amiga de una calabaza, quien era el vegetal que mas odiaba. – Ojala pudiera hacer algo por ti!- Decía la nena con sollozos- Claro que puedes.- La calabaza tomo las manos de Valeria y le dijo: Mira, tienes que consumir tus verduras, especialmente las zanahorias y calabazas, si tu lo haces me recuperare, de lo contrario me quedare así.
Después de esto Valeria prometió comer sus verduras y mágicamente despertó en su casa.
“Necesitas comer tus vegetales para estar fuerte, sano y poder crecer”




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2019-05-18 02:42:56
Nombre: Tomás Lutz
Comentario: Encantador
cuatro estrellas