Exiliados. Cuentos cortos de ciencia ficción


Exiliados

Autor: Eduardo Naon

(3.55/5)
(519 puntos / 146 votos)


Cuento publicado el 10 de Febrero de 2011


En cada uno de los blancos e inmaculados pasillos había un reducto para fumar. Harrison y Jean-Paul, este último recién llegado al complejo subterráneo, se dirigían al fumario del sector Y-4 charlando animadamente. Habían hecho una amistad instantánea tal vez porque ambos fueron enviados al exilio por cuestiones de ética ciudadana, como llamaban a la política, y no por los casos de delincuencia que tenían la pena máxima.
En cada uno de los blancos e inmaculados pasillos había un reducto para fumar. Harrison y Jean-Paul, este último recién llegado al complejo subterráneo, se dirigían al fumario del sector Y-4 charlando animadamente. Habían hecho una amistad instantánea tal vez porque ambos fueron enviados al exilio por cuestiones de ética ciudadana, como llamaban a la política, y no por los casos de delincuencia que tenían la pena máxima.
-No debería haberla filmado -decía Jean-Paul, pensativo- de cualquier manera ni siquiera logré proyectarla en público...
-Acá sí la vimos, no nos ha llegado la censura. Mirá que casualidad, yo había escrito, hace años, una historia sobre la crueldad de las fábricas de bebés programados inspirada en una antigua obrita de un tal Aldous Huxley y fue un éxito; fue aceptado tranquilamente por el Comité de Ética. Tu film es bastante menos comprometido.
-Es que, Harrison, antes los comités eran mas flaxibles... ¿Sabés que para hoy invité a Afuera a la morena nueva?
-¿A Josefina? es una especialista de nivel -además de bella- creo que había logrado entrar en los Sistemas Virtuales Centralizados, tiene exilio atenuado... pero hoy habrá lluvia, creo.
-Precisamente, pasearemos bajo la lluvia, ella lo propuso en realidad, dice que será muy romántico.
-Bueno, suerte.
Esa noche Josefina y Jean-Paul salieron y pasearon Afuera envueltos en la fina lluvia. Ella daba saltos fantásticos entre los minúsculos meteoritos y recortaba su figura delineada por el traje espacial a la luz intensa y blanquecina que reflejaba la Tierra desde trescientos mil kilómetros de distancia.
Cuando regresaron abajo ya sabían que esa sería su primera noche de amor.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2012-04-19 18:12:26
Nombre: carmelo
Comentario: Me ha encantado este cuento. Es atractivo e inteligente a la vez que sobrio y sumamente elegante. Podría decir también que me ha parecido una dulce, aunque ínfima, historia de amor. Brillantemente escrito, felicito al autor.


Fecha: 2011-02-18 08:51:33
Nombre: ernesto
Comentario: excelente, me encantó


Fecha: 2011-02-18 08:49:52
Nombre: oscar soumoulou
Comentario: muy bueno este cuento


Fecha: 2011-02-11 09:44:29
Nombre: ernesto
Comentario: Me gustó mucho este cuento. Es ágil, creativo y sorprendente. Felicito al autor.