ÔĽŅ El corazůn de la mŠquina. Cuentos cortos de ciencia ficci√≥n
ÔĽŅ

El corazón de la máquina

Autor: Luis Bermer

(3.64/5)
(1481 puntos / 407 votos)


Cuento publicado el 14 de Octubre de 2007


La m√°quina nunca se detiene.

El disonante chirrido de los inmensos engranajes sobre nuestras cabezas, formando parte del zumbido ininterrumpido de las turbinas. Escapes de vapor resoplando en las alturas inalcanzables a la vista, reino de la oscuridad. El gas que inhalamos es nocivo, pero necesario. La cadena trae aquello a lo que los moldes de metal l√≠quido dieron forma, muchos kil√≥metros arriba, en los estratos superiores. Compruebo la firme sujeci√≥n de la vaina radioactiva a los anclajes del cuerpo del ob√ļs que llega a mis manos. Ha de ser perfecto porque la perfecci√≥n es posible, lo √ļnico posible con nuestro trabajo. La hilera de piezas org√°nicas que conformamos junto a la cadena no tiene fin. Bajo la rejilla a nuestros pies se abre un abismo de estructuras met√°licas, d√©bilmente iluminadas por destellos incandescentes, que provienen de la actividad que se desarrolla en las profundidades. Columnas de tubos humeantes invaden su leg√≠timo espacio, conectando distancias inaprensibles.


Toda pieza es sustituible.

El ruido es ensordecedor por momentos. Una cascada de chispas se derrama desde alg√ļn lugar, tal vez un cable el√©ctrico se ha desprendido. Todas las vainas llegan perfectamente ajustadas, una tras otra. Im√°genes en azul se apoderan de mi mente: cientos de ca√Īones gigantescos apuntando hacia el cielo disparan sin cesar contra nuestros enemigos. La tierra tiembla. Luz blanca envuelta en llamas convierte la noche en d√≠a y...tengo que parar. Los pensamientos no son √ļtiles para la m√°quina, entorpecen su correcto funcionamiento.


El da√Īo es reparable.

Fabricamos muerte. Fabricamos victoria. Una tras otra. Compruebo y admiro su absoluta perfección. Una violenta explosión lo sacude todo, pero no perdemos el equilibrio. El impacto ha sido lejano. Durante unos segundos nos cubre la oscuridad, aunque la cadena no se detiene. Nuestras fuerzas redobladas compensan la insignificante pérdida. No existe aquello que no podamos conseguir. Me arden los brazos. Inconfundible el distante sonido de los martillos al golpear las planchas de acero, descendiendo sobre nosotros para bendecir nuestras energías. Un hilo de sangre brota de mi nariz.

Nada es desechable.

Temperatura extrema. El dolor que recorre mis brazos cubiertos de ampollas, dej√°ndolos inservibles, es un impedimento a la consecuci√≥n del fin. Ya no puedo tocar las obras sin defecto que trae la cadena. Se abren. Supuran sangre negra. He ca√≠do de espaldas sobre la rejilla. Me recogen, arrastr√°ndome lejos de la perfecci√≥n que he conocido. Afortunadamente, una infinidad de piezas podr√°n ocupar mi puesto, asegurando la m√°xima eficacia. La m√°quina no debe percibir la sustituci√≥n. La nueva pieza est√° ya en su nuevo puesto, es lo √ļltimo que veo antes de iniciar el descenso. Mi carcajada es de pura satisfacci√≥n. S√© cual es la nueva funci√≥n que me corresponde por derecho. Descendemos por pasajes abiertos que no parecen tener t√©rmino. El metal dibuja inconmensurables estructuras infinitas en su gloria. Nos acercamos. Puedo sentirlo en el ritmo palpitante de las vibraciones que hacen inseguros nuestros pasos. El fragor lacera o√≠dos a punto de quebrarse irreversiblemente y el calor es suficiente para desprender la piel, la intensidad roja quema los ojos, pero nada de eso importa porque ya hemos llegado.

Será un honor servir de alimento al corazón hirviente de la máquina.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2008-11-10 12:19:21
Nombre: ninel
Comentario: hola hola
pos ayer fui a muevete y de que
me contaron este cueto de ciencia ficcion
y esta bien padre
se lo conte a mis esposo
y le encanto
gracias


Fecha: 2008-10-23 09:41:33
Nombre: david
Comentario: hola esta bonito tu cuenta


Fecha: 2008-10-09 19:07:41
Nombre: joe
Comentario: no pos esta bien chido


Fecha: 2008-09-30 18:07:31
Nombre: annie andreyna
Comentario: Muy bueno el cuento me sirve para dar mi clase!!!!


Fecha: 2008-07-10 16:10:43
Nombre: Alvaro
Comentario: EXELENTE√ā¬°√ā¬°


Fecha: 2008-07-02 06:02:22
Nombre: matias italod
Comentario: la maquina nunca se detiene


Fecha: 2008-04-25 08:57:55
Nombre: karen martinez
Comentario:

exelente cuento. sin palabras. muy bueno


Fecha: 2008-02-29 17:11:08
Nombre: nathaly
Comentario: me ha parecido un cuento con mucho que ap√ā¬īrender y muy original