Una singular historia. Cuentos cortos románticos


Una singular historia

Autor: Susie Bustamante

(4.11/5)
(973 puntos / 237 votos)


Cuento publicado el 11 de Abril de 2011


Mi playa siempre está llena de visitantes, van y vienen todo el tiempo y todos me dejan bellos recuerdos. Siempre me hace feliz ver a los niños que llegan a mi playa pues juegan en la arena y tocan suavemente mis aguas haciéndome sentir su tierno amor por mí. Hay Visitantes que solo llegan a llenarme de basura, en esos casos saco mi fuerza interior, mis olas crecen y expulso todo lo que me daña.
Mi playa siempre está llena de visitantes, van y vienen todo el tiempo y todos me dejan bellos recuerdos. Siempre me hace feliz ver a los niños que llegan a mi playa pues juegan en la arena y tocan suavemente mis aguas haciéndome sentir su tierno amor por mí. Hay Visitantes que solo llegan a llenarme de basura, en esos casos saco mi fuerza interior, mis olas crecen y expulso todo lo que me daña.

Un día cuando mi playa estaba sola, llego un soñador, se sentó en la arena y empezó a escribir historias en un cuadernillo que siempre traía en una pequeña mochila con cosas que atesoraba, recuerdos quizás de viejos amores.

El empezó a visitar muy seguido mi playa, admiraba mi fuerza interior, la luz del sol que siempre me cobijaba y el cielo azul que me hacia lucir más bella. El siempre me decía lo mucho que me admiraba y que amaba estar conmigo disfrutando en mi playa, me hacía sentir su gran amor por mí. Me gustaba escuchar su voz cuando me leía sus cuentos y cuando me contaba bellas historias de amor, como añorando una de ellas.

Caminaba con su alma desnuda y descalzo para sentir la suavidad de la arena, dejando sus huellas marcadas, en señal de que estuvo ahí.

Siempre lo abrace con mis olas tiernamente, el se sentía tranquilo y feliz en mis aguas y mi fuerza creció con su amor, sin querer hacerlo, lo arrastre con el vaivén de mis olas. Yo buscaba fuerza en su ser y él tranquilidad en mí, nadie encontró lo que necesitaba. Un día él salió de mis aguas para buscar otra playa que lo hiciera sentir lo que el tanto deseaba.

El encontró otra playa, está grabando sus huellas en otra arena y aunque eso al principio nublo mi cielo, hoy mi sol brilla intensamente y mi fuerza interior hizo olas muy grandes que subió tan alto la marea, hasta que borró sus huellas.
Hoy mi playa se encuentra sin marcas ni huellas, solo con bellos recuerdos.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2011-05-02 07:21:10
Nombre: Susie
Comentario: Hola Emma!! me alegra que te haya gustado.Puedes traducirlo,sería un honor para mí. Solo te agradeceria que me envies una copia de tu traducción.


Fecha: 2011-05-02 04:01:09
Nombre: emma_d
Comentario: hola, me gusta mucho este cuentito, es genial, te importaría si lo tradujera al eslovaco?