El Juego . Cuentos cortos románticos


El Juego

Autor: Mari Luci

(3.69/5)
(118 puntos / 32 votos)


Cuento publicado el 01 de Diciembre de 2012


Isabel, cautivada por los ojos azules de aquel chico nuevo en su escuela, se encontraba ciegamente enamorada, no prestaba atencion en clases, Se arreglaba lo mas que podia y hasta varias veces trato de llamar su atencion, aquel niño, Adrian, casi no le prestaba atencion alguna ya que ella solo era la niña rara de cabello oscuro y lentes. El en cambio miraba a la bellisima Gabriela, la cual tenia unos cabellos rubios largos y ondulados que bajaban por su espalda, unos ojos grises tremendos que con una sola mirada cautivaban como la luna en una noche estrellada y unos labios rojos carmesi que hacian a la rosa mas roja envidiosa de su color. Como cualquier chica enamorada, trataba de llamar su atencion pero al parecer solo lo lograba cuando o gabriela no estaba, o llegaban los trimestrales. Ya una semanas antes de la fiesta de Rebecca, la chica mas popular de la escuela hiciera su mega fiesta en su enorme mansion, se le acerco Adrian a hablarle. Le dijo: Hola, ¿Como estas? Isabel extrañada de verlo pero muy alegre le respondio rapidamente, Hola!, ¿Bien y tu? A lo que Adrian dijo Bien, Gracias. Oye he oido que como a mi te invitaron a la fiesta de Rebecca como todos los años, y me preguntaba si querias ir conmigo? Isabel dijo; si claro por que no? con una sonrisa en su rostro. Bueno te busco el viernes a las 7 dijo Adrian. Si claro dijo Isabel. Al llegar a su casa busco entre sus ahorros para su viaje a europa al graduarse del cual no tenia mucho, y ya faltaba solo 2 años de escuela ya que estaba en 3 año. Llamo a su mejor amiga Madison y fueron al Mall. Con los unicos 72 dolares que tenia que habia recaudado cuidando bebes, lavando carros, y paseando perros compro un hermoso de coctel color lavanda, quedandose con 12 dolares los cuales uso el mismo viernes en la tarde para alisarse el cabello y maquillarse para la fiesta. Ya era las 7 y Isabel impaciente esperaba en su cuarto, cuando derrepente tocaron el timbre. Era Adrian con una caja de huevos abierta en su mano y en la otra un globo de agua que arrojo de inmediato a Isabel luego de que abriera la puerta luego le grito junto a sus amigos que estaban detras de el: Eres una bruja fea! nunca nadie te va a querer! este solo era un juego a ver quien invitaba a la mas loser y adivina YO GANE! le dijo Adrian. Isabel llorando corrio por las escaleras hacia su cuarto y se miro al espejo. Al verse cubierta de agua y huevo grito en ira ¡Maldito idiota! el lunes me las pagaras, y asi iba a pasar, ya que lo que hizo Adrian Le habia causado un daño emocional severo que hiciera querer a Isabel ver a Adrian pagar, pero con dolor.
Isabel, cautivada por los ojos azules de aquel chico nuevo en su escuela, se encontraba ciegamente enamorada, no prestaba atencion en clases, Se arreglaba lo mas que podia y hasta varias veces trato de llamar su atencion, aquel niño, Adrian, casi no le prestaba atencion alguna ya que ella solo era la niña rara de cabello oscuro y lentes. El en cambio miraba a la bellisima Gabriela, la cual tenia unos cabellos rubios largos y ondulados que bajaban por su espalda, unos ojos grises tremendos que con una sola mirada cautivaban como la luna en una noche estrellada y unos labios rojos carmesi que hacian a la rosa mas roja envidiosa de su color. Como cualquier chica enamorada, trataba de llamar su atencion pero al parecer solo lo lograba cuando o gabriela no estaba, o llegaban los trimestrales. Ya una semanas antes de la fiesta de Rebecca, la chica mas popular de la escuela hiciera su mega fiesta en su enorme mansion, se le acerco Adrian a hablarle. Le dijo: Hola, ¿Como estas? Isabel extrañada de verlo pero muy alegre le respondio rapidamente, Hola!, ¿Bien y tu? A lo que Adrian dijo Bien, Gracias. Oye he oido que como a mi te invitaron a la fiesta de Rebecca como todos los años, y me preguntaba si querias ir conmigo? Isabel dijo; si claro por que no? con una sonrisa en su rostro. Bueno te busco el viernes a las 7 dijo Adrian. Si claro dijo Isabel. Al llegar a su casa busco entre sus ahorros para su viaje a europa al graduarse del cual no tenia mucho, y ya faltaba solo 2 años de escuela ya que estaba en 3 año. Llamo a su mejor amiga Madison y fueron al Mall. Con los unicos 72 dolares que tenia que habia recaudado cuidando bebes, lavando carros, y paseando perros compro un hermoso de coctel color lavanda, quedandose con 12 dolares los cuales uso el mismo viernes en la tarde para alisarse el cabello y maquillarse para la fiesta. Ya era las 7 y Isabel impaciente esperaba en su cuarto, cuando derrepente tocaron el timbre. Era Adrian con una caja de huevos abierta en su mano y en la otra un globo de agua que arrojo de inmediato a Isabel luego de que abriera la puerta luego le grito junto a sus amigos que estaban detras de el: Eres una bruja fea! nunca nadie te va a querer! este solo era un juego a ver quien invitaba a la mas loser y adivina YO GANE! le dijo Adrian. Isabel llorando corrio por las escaleras hacia su cuarto y se miro al espejo. Al verse cubierta de agua y huevo grito en ira ¡Maldito idiota! el lunes me las pagaras, y asi iba a pasar, ya que lo que hizo Adrian Le habia causado un daño emocional severo que hiciera querer a Isabel ver a Adrian pagar, pero con dolor.
Continuara...

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2012-12-01 09:29:01
Nombre: Lucia
Comentario: por Dios que crueldad!