ÔĽŅ LA CASA DE MU—ECAS. Cuentos cortos rom√°nticos
ÔĽŅ

LA CASA DE MU√ĎECAS

Autor: Luis Bermer

(3.86/5)
(405 puntos / 105 votos)


Cuento publicado el 24 de Diciembre de 2006


La casa de mu√Īecas estaba situada en la mesa m√°s alta, junto a la ventana; el lugar m√°s resplandeciente de toda la habitaci√≥n. All√≠, en su interior de lujoso ensue√Īo, conviv√≠an en eterna armon√≠a unas preciosas mu√Īequitas de porcelana, vestidas con maravillosos trajes de fantas√≠a, cuyos colores creaban destellos de ilusi√≥n a su alrededor al tiempo que realzaban la encantadora palidez de aquellos rostros cincelados y sonrientes.


Aunque el increíble atractivo de cada una de ellas estaba fuera de toda duda, la singular belleza de Celine superaba cualquier prodigio surgido de las fuentes de la divinidad. Así era conocido y reconocido por todos los juguetes de la habitación que, en su gran mayoría, profesaban por Celine una profunda devoción.

Un regimiento de soldados de plomo marchaba siempre alrededor de la casa de mu√Īecas, protegiendo su tranquilidad del posible -aunque poco probable- ataque de alg√ļn juguete mal√©volo. Formaba parte de este regimiento un soldado diferente, muy diferente a los dem√°s, aunque s√≥lo √©l era consciente de ello, pues su apariencia era id√©ntica a la del resto de sus compa√Īeros.

Sólo este soldado sin nombre sintió por Celine lo que nadie sentía, sólo él pudo ver en Celine lo que nadie veía, más allá de la insondable barrera de su belleza infinita.

Un d√≠a de primavera, el soldadito de plomo, buscando el momento oportuno y arm√°ndose de valor (m√°s del que necesit√≥ en todas las batallas del pasado juntas), se acerc√≥ a Celine, que paseaba distra√≠damente por los jardines de la casa de mu√Īecas. Deb√≠a comunicarle todo lo que s√≥lo √©l sab√≠a.

-¬°Hola Celine! ‚Äďdijo nerviosamente.

-¬°Hola soldado! ‚Äďcontest√≥ ella, siempre sonriente- ¬ŅQu√© deseas?

-Yo...yo sólo quería que...que...-sus torpes palabras se ahogaron en un mar de confusión-.

Celine lo mir√≥ con expresi√≥n entre divertida y sorprendida. El soldadito, v√≠ctima de un miedo que jam√°s hab√≠a sentido antes ‚Äďel miedo a la incomprensi√≥n-, balbuce√≥, con sus ojos de pintura fijos en el suelo, las siguientes palabras:


-S√≥lo...s√≥lo quiero que aceptes este...regalo. Y le entreg√≥ su peque√Īo coraz√≥n de plomo.

-¬°Gracias! ‚Äďdijo Celine, recogi√©ndolo entre sus blancas manos. Y con un fugaz movimiento, bes√≥ al soldadito en una de sus mejillas, para alejarse despu√©s saltando alegremente entre las doradas flores del jard√≠n.

El soldadito de plomo notó que enrojecía por dentro, y se sintió feliz.

Pasaron los d√≠as, y comprendi√≥ que su agridulce fracaso a la hora de comunicarse con Celine le hab√≠a afectado profundamente. Sab√≠a que jam√°s podr√≠a expresar con palabras la complejidad de sus pensamientos ni la hondura de sus sentimientos; y la evidencia de esta incapacidad le hac√≠a sufrir de una forma indescriptible. Comenz√≥ a desfilar descompasadamente, su mirada estaba siempre perdida, e incluso lleg√≥ a extraviar su fusil. Sus superiores lo recriminaban constantemente por su actitud y sus compa√Īeros de regimiento empezaron a pensar que se hab√≠a estropeado por dentro.

Su √ļltima esperanza estaba depositada en el fondo de su coraz√≥n. S√≥lo esperaba que Celine pudiese interpretar lo que en su interior, sin duda, estaba escrito.

El eco de sus oscuros pensamientos pronto se tornó insoportable en su interior. Sin poderlo evitar, dejó la formación y corrió en busca de Celine hasta encontrarla:

-Celine, tienes que darme una respuesta, algo con lo que llenar mi cuerpo vacío.

-¬ŅAcaso no es suficiente uno de mis besos? ‚Äďpregunt√≥ Celine inocentemente extra√Īada.

-Podemos dar mil besos, pero s√≥lo un coraz√≥n ‚Äďrespondi√≥ el soldadito con tristeza.

-En ese caso ‚Äďdijo Celine- esp√©rame aqu√≠ un momento, te devolver√© tu coraz√≥n.

-¬ŅNo...no lo llevas contigo? ‚Äďconsigui√≥ decir con un hilo de voz apenas audible.

-¬°Oh no, no podr√≠a con todos! ‚Äďcontest√≥ Celine ilusionada- ¬°guardo juntos todos los corazones que los soldaditos me regalan! Espero poder encontrar el tuyo, aunque no te preocupes, no importa, ¬°son todos iguales!

-Sí...todos iguales...-repitió mecánicamente el soldadito sin nombre mientras volvía a su puesto arrastrando su alma hecha jirones.

Aquel soldado de plomo luchó en mil batallas, ganó cientos de reconocimientos y honores, y su valentía y ferocidad en combate no tuvieron parangón. Llegó a ser con el tiempo un héroe legendario, aclamado, temido y respetado por todos.

Sin embargo, nunca dej√≥ de sentir un profundo vac√≠o, una extra√Īa aflicci√≥n dentro de su pecho cubierto de medallas, cada vez que levantaba su mirada hacia arriba, hacia la resplandeciente casa de mu√Īecas.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2010-07-30 11:08:37
Nombre: zaira
Comentario: hola m gusto la historiaes buena y sabs cmo escoger las palabras indicadas ya que he leido cuentos de terror q has publicadon definitivamente tienes futuro n la literatura sin embargo m gustaria ver mas finales felices me refiero en general y no tan dramaticos. gracias


Fecha: 2010-03-14 20:04:26
Nombre: Carmen
Comentario: Un hermoso cuento que habla del amor y la indiferencia.


Fecha: 2009-10-23 09:38:23
Nombre: Marlyn
Comentario: Es muy triste, pero retrata perfectamente lo que ocurre muchas veces en la vida... así es el amor, a veces triste, pero de cualquier forma bello.


Fecha: 2008-10-20 22:25:54
Nombre: Florencia
Comentario: haay es que es muy hermoso y tierno!! pero demasiado triste!!! porqué ese final?? :(
tendria qe ser algo más dulce!!
pero la historia es hermosa! :$


Fecha: 2008-10-17 13:53:45
Nombre: anglith
Comentario: mmm la verdad me dio mucha pena por el soldadito pues no se merecia q le rechazran asi ..... que mala celine ....pues le desgrasioa su corazon...... pero tambien dijo la verdad q bueno - jejej


Fecha: 2008-10-16 16:28:52
Nombre: tracy
Comentario: que triste es muy triste esta historia pero me gusto a pesar de que me entristesio un poco


Fecha: 2008-10-16 09:24:31
Nombre: albany
Comentario: me gusto el cuento esta mui lindo gracias por compartirlo gracias por compartirlo


Fecha: 2008-10-06 15:23:12
Nombre: Jesus M
Comentario: Es un cuento que es muy interesante por el trama con el que trata y la ocasion al igual que el lugar.
Si hay algo que me gusta es apreciar lo bueno de la literatura (aunque no sea fanatico), y esto para mi es realmente BUENO


Fecha: 2008-10-03 11:14:42
Nombre: daniela eugenia
Comentario: lindo cuento me encanta


besos a todos


Fecha: 2008-10-03 11:06:29
Nombre: polola
Comentario: olizzzz....

esta buena el cuento

me encanata todo toditi

besos pasate por mi metro negra100x100


Ver todos los comentarios de este cuento