Cena Frustrada.... Otros cuentos


Cena Frustrada...

Autor: Martha Susana

(3.8/5)
(38 puntos / 10 votos)


Cuento publicado el 09 de Marzo de 2010


Luce atractiva la mesa con el mantel nuevo, engalanada como una novia…cada adminículo que hay en ella, parece puesto por un hada… todo perfecto…Observo los dibujos del mantel, y me parecen que cobran vida… cada uno es un abismo. Me asusta verme reflejada en el fondo de un precipicio, a punto tal, que parece, iré a despeñarme en él…Sin embargo tu figura hunde mis repentinas inquietudes en una onda de calma… Poco a poco retorna la serenidad a mi mente, sé que no usaras tus galanterías sobre mis convicciones, sé que serás precavido en eso, te sé invulnerable, sé que no tienes talón de Aquiles…Pero tonto no eres, no perderás la oportunidad que me trajo a tu guarida…Mas de pronto…Siento que con tu ausencia de ojos me miras y me estremezco. Espero que el tiempo me dé la sensatez necesaria para poder salir del sortilegio en que el ambiente me ha sumergido… También sospecho que nos iremos más lejos sin avanzar jamás. Todo tiende a detenerse, el mundo mismo parece que esperara que nos decidamos de una vez por todas… Y entonces las lámparas se encienden… El clima se renueva, somos casi como dos personas normales… sin conflictos ahora… Fluctuando por un círculo, entramos y salimos de él sin darnos cuenta siquiera, al menos es mi caso… La voz, tu voz, prosigue como el falseo de un violín roto en una tarde de agosto… Diciendo cosas sin sentido, entonces noto que también estas nervioso, que no todo está bien, ni siquiera para ti…No es esto lo que querías decir en absoluto, ¡en absoluto no es esto…! Creo que nuestro encuentro en esta noche se ha frustrado, si hasta tu, siempre tan arrogante y soberbio, no te atreves a continuar… ¿por qué te quedaste en el vuelo, con un ala caída?...Bueno, desisto de continuar esta farsa, me iré, nadie podrá decir que huyo, que la cobardía me hace huir… Tal vez puedas escribirme…Aun que lo dudo…Tu orgullo te impedirá repetir la comedia otra vez…

Lentamente camino hacia mi casa… Me tiro en la cama, me quedo largo tiempo boca arriba, escuchando los ruidos del crepúsculo… siento que un largo camino ha quedado atrás, que he vuelto rediviva a este otro mundo sin tu presencia… Me quedan estos pocos versos, pórtico abierto a lo imposible… Y un sueño hecho añicos en el alma…Pero no importa eso, ni siquiera saber que te amo como el insecto nocturno ama la luz. Porque luego vendrá el amanecer y todo será más fácil… Tú no busques ni creas más. Todo es oculto…Volveremos a ser dos, en vez de uno, y hasta esa flor, que al borde del barranco me repite: no me olvides, hasta ella estallará de gozo cuando el subibaja blanco y negro de la golondrina, desaparezca para siempre de nuestras vidas…y el nubarrón frente a tu puerta sea nada más que un mal presagio y el comienzo del camino hacia el olvido…


//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2010-03-09 09:41:31
Nombre: César Muñoz
Comentario: Aunque carece de la conformación clásica de un cuento, poéticamente hablando está bello e impecable. Saludos.