Los Mejores Cuentos

Cuentos publicados: 1563


Principal

Infantiles
Ciencia-ficción
Fantásticos
Terror
Policíacos
Románticos
Humor
Otros
Todos los cuentos

Cuentos personalizados

Envía tu cuento

Los Autores

Contacta

Aviso legal

Páginas de interés


Buscar cuento



Últimos cuentos publicados:

Sueño - Mario Garcia
El pequeño lobito - Clara Tirado Guerrero
El festejo por los doscientos años - Abraham Saúl
Mariana - Susie Bustamante
La Historia de Luis - Unva Goahi

Cuentos mejor puntuados:

El festejo por los doscientos años - Abraham Saúl
El pequeño lobito - Clara Tirado Guerrero
Eterno Amor - Uniyana
Círculo - Silvia Liliana Arteaga Esparza
Expreso del oriente - Alma Romero


¿Qué te ofrece “Los Mejores Cuentos”?

¡Cuentos, cuentos y más cuentos!

Cuentos cortos y relatos de cualquier género: cuentos infantiles, cuentos de terror, cuentos de ciencia-ficción, cuentos fantásticos, cuentos policíacos...

¡Una entretenida selección de cuentos cortos para aficionados a la lectura!

¿Te gusta leer cuentos?

Todos los lectores encontraréis aquí una gran selección de cuentos cortos. Elige el género que más te guste y... ¡a leer!

Los cuentos cortos que aquí encontrarás pertenecen tanto a autores noveles como a autores con una gran trayectoria literaria, que quieren dar a conocer su obra al gran público.

¡Cuentos cortos interactivos!

Nuestros cuentos cortos son interactivos porque además de leerlos puedes dejar tus opiniones sobre ellos al final de cada cuento. Eso sí, os pedimos que vuestros comentarios sean siempre respetuosos con los autores de los cuentos.

Si eres amante de los cuentos cortos, ésta es tu página.

Bienvenido a Los Mejores Cuentos.

 

Último cuento publicado

Sueño

Mario Garcia


(12 puntos / 3 votos)


Hoy este día lluvioso y obscuro me levante y decidí bañarme con agua fría ya que al no volver a estar junto a ella, mi día se ha vuelto gris. Todo se complica estoy a la mitad de mi día y la veo pasar por esta tarde obscura junto a él, qué me estará pasando siento un fuerte odio hacia ella y hacia el pero no puedo hacer nada ya que quedaría como un tonto enamorado que no puede superar un amor perdido.
Al final del día la noche me envuelve y me hace recordar el deseo de verla, ya que ella me hacía vivir mi vida con toda la fuerza de la felicidad, pero sus deseos de placer la cegaron y no vio mi verdadero amor. Quisiera estar junto a ella pero no puedo ya que ella ya me olvido.
Al día siguiente me levanto, no la veo junto a mí y las lágrimas brotan sin cesar de mis ojos y mi ánimo se queda por los suelos llenos de lágrimas. En eso me arreglo para ir a la escuela y ya terminado salgo a la calle hacia mi escuela. Veo pasar varias parejas en la calle y me imagino que estoy junto a ella sentados en una banca del parque en un atardecer, besándola y acariciando su bello rostro pero todo se torna de gris, ya que, la veo pasar con él, en ese momento mi corazón empieza a latir más rápido y a punto de explotar en un gran dolor, pasa junto a mi rosando su cuerpo con el mío y me dice con una voz que desgarra el alma, hola, en ese momento mi mente no pudo contestar y lo único que dije fue algo tonto que hizo que supiera que sufría por ella, dije ¿Por qué estas con él? Creí que iba a contestar con una burla pero lo que me respondió fue algo que nunca esperaba que dijera, en el momento en el que ella lo dijo todo estaba en silencio y cuando lo dijo sentí que pasaban varios minutos pero solo eran unos cuantos segundos, ella dijo en una voz suave y susurrada, Porque todavía te quiero.
Mi mente se nublo y no pude pensar, qué pasó, porqué dijo eso si ella misma había dicho que ya no me quería, todos mis pensamientos no dejaban de fluir y al final me dije, todo ha de ser una farsa, tal vez solo este jugando, pero si es verdad entonces tendré que esperar.
Decidí apurarme para llegar a la escuela fue ahí donde las cosas empezaron a tomar orden. ¿Por qué? Fácil, me llego el rumor de que ella había terminado con él. En ese momento sentí algo que nunca había sentido era como una sensación de felicidad pero a la vez de nervios, en ese momento comenzaron las clases.
Todo comenzó mal ese día, con muchas dudas que a través del tiempo que pasaba se iban aclarando, al final el día paso rápido ya era de noche y el frio se sentía, terminaron las clases y en la salida de la escuela me tope a ella, me puse nervioso no sabía qué hacer, no sabía si preguntarle si eran verdad los rumores de que ella había terminado con su novio, pero termine arreglando todo con un simple hola, ella respondió igual y comenzamos a platicar, me sentía raro ya que llevaba meses que no le hablaba pero todo salió bien, ya cuando sabia que se tenía que ir, ya que, venían en un auto por ella. Me di cuenta que no había nadie, tal vez no pudieron venir o paso algo pero al fin me dijo que si la podía acompañar en el camino, rápidamente dije si con tono de voz feliz, en el camino íbamos hablando acerca de que habíamos hecho, como estábamos y esas cosas. Cuando estábamos a punto de llegar a la casa de ella, se detuvo y me dijo, sabes quiero hablar contigo acerca de nosotros, me puse nervioso y comenze a sentirme raro, ya que, estábamos solos en un rincón de la calle y no llegaba mucha luz, no sabía si era algo bueno o malo asi que decidí poner atención.
Lo primero que ella me dijo fue que contestara todo al final y dije que si entonces me dijo que si todavía la quería, que si sentía lo mismo que antes y que si estaba dispuesto a volver con ella.
En ese momento decidí no responderle con un sí, espere un momento y cuando sabia que ella iba a decir algo, le di un beso lento, suave y largo, eso era más que suficiente para que supiera la respuesta.
Después de un rato de demostrarle lo que sentía con ese beso que decía mas de mil palabras, la acompañe a su casa, me despedí con un suave beso en la boca y me fui a mi casa emocionado, llegue, entre y no dije nada solo fui y me dormí.
Al despertar supe que todo iba a estar bien me levante y me aliste para irme a la escuela, listo y preparado. Salí directo hacia la escuela para toparme a quien sentía que amaba, pero algo raro había pasado. Todo era igual que ayer, Salí, las mismas personas, donde mismo, haciendo lo mismo y ella al igual que ayer con él y pasando por el mismo lugar, todo igual, pasó rozando su cuerpo con el mío solo que ahora no hubo un hola y en ese momento comenzó a llover.


Puntuar o comentar este cuento