Los Mejores Cuentos

Cuentos publicados: 1525


Principal

Infantiles
Ciencia-ficción
Fantásticos
Terror
Policíacos
Románticos
Humor
Otros
Todos los cuentos

Cuentos personalizados

Envía tu cuento

Los Autores

Contacta

Aviso legal

Páginas de interés


Buscar cuento



Últimos cuentos publicados:

Algun día nunca llega - Patricia Berales
El amor bajo la lluvia - Santiago
La vieja Josefa - Rubén Lofeudo
La primera mañana - Adriana
La criatura de la nada - Máximo Páramo

Cuentos mejor puntuados:

Las dos caras de una misma moneda - Fernando Fernández Duval
Círculo - Silvia Liliana Arteaga Esparza
Un milagro de la H que era muda - Silvia L. Arteaga
Todo lo indicaba - Walter E. Pimienta Jiménez
El aroma de los estrógenos de Vi... - Hernán Torres Iregui


¿Qué te ofrece “Los Mejores Cuentos”?

¡Cuentos, cuentos y más cuentos!

Cuentos cortos y relatos de cualquier género: cuentos infantiles, cuentos de terror, cuentos de ciencia-ficción, cuentos fantásticos, cuentos policíacos...

¡Una entretenida selección de cuentos cortos para aficionados a la lectura!

¿Te gusta leer cuentos?

Todos los lectores encontraréis aquí una gran selección de cuentos cortos. Elige el género que más te guste y... ¡a leer!

Los cuentos cortos que aquí encontrarás pertenecen tanto a autores noveles como a autores con una gran trayectoria literaria, que quieren dar a conocer su obra al gran público.

¡Cuentos cortos interactivos!

Nuestros cuentos cortos son interactivos porque además de leerlos puedes dejar tus opiniones sobre ellos al final de cada cuento. Eso sí, os pedimos que vuestros comentarios sean siempre respetuosos con los autores de los cuentos.

Si eres amante de los cuentos cortos, ésta es tu página.

Bienvenido a Los Mejores Cuentos.

 

Último cuento publicado

Algun día nunca llega

Patricia Berales


(8 puntos / 2 votos)


Don Francisco está en su cama, Carla, su Hija lo escucha quejarse y sale corriendo para ver que sucede. Solo estaba ahogado, lo ayuda a incorporarse apenas para que pueda respirar.
Carla es uno de los doce hijos de don Francisco y hace casi tres años lo cuida después de un accidente cerebro vascular que lo dejó parapléjico.
Mira a su padre, de pronto se siente impotente, frustrada y muy cansada. No lo puede creer, cada dia que pasa se convence más que su padre no se da por vencido y ella está al borde de sus fuerzas. Ya casi no duerme de noche, se la pasa de su cama a la de don francisco porque como el no puede moverse por si mismo debe acomodarlo para un lado y para otro para que no se ulcere. Sus huesos y músculos se están poniendo rígidos y hay que hacerle masajes para que no grite de dolor al movilizarlo. Se pregunta.-¿ de donde sacara tantas fuerzas para resistir?.-
El invierno llegó de golpe. Hace mucho frio y se siente. El silencio lastima, Carla siente que un profundo dolor atraviesa su alma y piensa que tal vez algún dia ocurra el milagro que tanto espera, que la agonia de su padre acabe.
Se siente culpable por pensar asi. Se pregunta todo el tiempo que será lo que dios tiene destinado para ella. No lo sabe pero tampoco lo quiere saber. Entiende que la vida es como una rueda que gira y gira que nunca se detiene por nadie ni para nadie, que hay preguntas que nunca tendrán respuestas y respuestas que no siempre se quieren escuchar.
Por eso cuando se pregunto que debería hacer, presintió que la respuesta no era la que quería. Pero para que mentirse, la verdad es que pensó en lo peor, lo mas difícil pero necesario, doloroso pero .-¿ no seria justo? No, pensó, no puedo hacer eso, solo Dios decide por nosotros, por nuestras vidas.
Y volvia a pensar.- la realidad se impone, para que seguir sufriendo. Tal vez debería ayudarlo a irse, a desistir de una vez y para siempre.
Y otra vez piensa,- no, no es posible pero donde esta Dios? Porque permite tanto dolor y sufrimiento en este mundo? Porque tantos para unos y nada para otros?
Todas esas preguntas dan vueltas en su mente y finalmente se responde.- Si Dios está en mi, la decisión es mia, yo decido…. Por mi vida y la vida de mi padre.
Sale de la habitación, la mirada de su padre la persigue, parecía decirle.- i hijita no te preocupes por mi, lo que decidas esta bien.- como si supiera lo que estaba pensando.
Mira el cielo, tan celeste y transparente, siente la brisa fría en su rostro que golpea, y duele. Escucha el canto de los pajaros y queda con la mente en blanco por un momento. Ese momento de paz que tanto necesita llega sencillamente por unos minutos.
Siempre pensó que algún dia sería feliz, pero aun no conoce la felicidad y su forma de afrontar las adversidades ha sido siempre pensando que algún dia llegaría ese dia.
Entra a la habitación de su padre, lo mira y en su mirada ve la respuesta que tanto busca. Comprendio que el mundo no es siempre como uno quiere que sea.
Mirando a su padre con mucha ternura solo dijo.- Hemos recorrido un largo camino juntos;
Me enseñaste tantas cosas, me has enseñado a ser paciente, a no quejarme todo el tiempo, a valorar lo que tengo y lo que soy, a ser tolerante, y lo que es mas importante, a perdonar. Sabes porque te digo a perdonar? Porque estoy segura que te das cuenta con quien estas, donde estas, quienes te cuidan, pero asi mismo cuando vienen a verte, aun sabiendo que hace mucho tiempo no los ves, los recibes a todos con una sonrisa, como si no te importara el tiempo que paso, solo el hecho de que estén ahí, en ese momento te hace feliz. Sos increíble papa.-
.- Te quiero mucho y lo sabes, ninguno de los dos quiere continuar asi que hoy decido por los dos.-
Con mucha tranquilidad se recostó a su lado, le tomo la mano, cogió el vaso en el que había preparado la bebida que ingeririan para dormir y con mucha paciencia le dio a su padre varios sorbos. Cuando sintió que se dormitaba bebió su parte.
Asi quedaron los dos, dormidos, serenos, con una paz increíble reflejada en sus rostros, tomados de las manos.
Algun dia nunca llega pero al fin llegó la paz.



Puntuar o comentar este cuento