El Ultimo Pasajero. Cuentos cortos de terror


El Ultimo Pasajero

Autor: Skalader

(3.64/5)
(2229 puntos / 612 votos)


Cuento publicado el 18 de Octubre de 2010


Por aquel tiempo me ganaba la vida tansportando a las personas de un lugar a otro en mi pequeño vehiculo marca chevrolet. No era algo que me fascinara sin embargo no tenia mas alternativa; tenia 52 años y hacia 2 que me habian exiliado de mi trabajo en una compañia que fabricaba taladros.Me habia desempeñado como empleado de la empresa algun tiempo antes de la fatal decision que tomaron en mi contra. Bueno, poco despues decidi empezar con esta poco fructifera manera de mantener a mi familia.Era un servicio sacrificado, sin duda, el hecho de pasarte casi todo el dia sentado frente al volante, con el ensordecedor ruido de los claxons,los excentricos pasajeros, en fin aquella no era mi vida. Un dia abordaron abordaron a mi auto una pareja de esposos de avanzada edad, me pidieron que los llevase a una hacienda que se hallaba unos 30km fuera de la ciudad, era un lugar bastante alejado y remoto.Para llegar ahi se debia atravezar primero una amplia carretera de doble sentido que daba directo al lugar solicitado.Eran casi las 7:00 pm, en otras circunstancias no hubiera aceptado la carrera, pero el dia no habia sido bueno en lo se referia al sustento material asi que acepte llevarlos por un alto precio. Llegamos a la hacienda a las 11:00pm. Me di cuenta, que de no ser por las pequeñisimas casitas que se divisaban, hubiera creido que el lugar estaba totalmente deshabitado.Luego del pago de la cuantiosa suma de dinero, me dispuse a regresar a la civilizacion; algo que me tomaria unas 2 horas tomando en cuenta que a esas horas aquellos territorios se hallaban libres de tansito vehicular. Si tenia suerte probablente me encontraria en el camino copn algun cliente desesperado en llegar a la ciudad, aunque yo no creia en la suerte. En fin, las cosas se dan cuando uno menos las espera. Ya habia pasado cerca de 1:00 desde que comenze el viaje de regreso, los ojos ya me empezaban a pesar debido al cansancio y en eso oh sorpresa una figura larga y negra a primera vista, al lado derecho de la pista que me hacia señas para que me deuviera alzando lo que parecian ser dos brazos, en forma vertical apuntando al cielo estrellado.Dude en hacercarme, era realmente extraño que una persona completamente sola se encontrara en medio de la carretera a esas horas, peromientras mas me hacercaba,masme compadecia de aquel pobre ser. Cuando me hallaba a unos 10mtros de distancia el sujeto bajo los brazos y no tuve opcion me detuve. Hubiera sido la peor escoria del mundo de haberme pasado de largo; despues de todo en el fondo yo era un buen tipo. Era obvio que aquel indiduo unicamente tenia un destino; llegar a la ciudad a si que directamente me estacione de modo que el asiento trasero se ubicara a su altura.El tipo abrio la puerta y abordo el auto.Jamas vi un sujeto que hiciera mejor el papel de incognita como el; estaba completamente cubierto con un abrigo negro y en la cabeza llevaba un sombrero negro de fieltro de alas anchas y copa regular que me parecio databa del siglo pasado.Eraextraño el hecho de que mientras el sujeto aun no habia subido al auto la temperatura se habia mantenido estable, calida; desde el momento en que se sento al lado de la ventanilla el clima cambio radicalmente, habian bajado por lo menos 10 grados. Me percate de esto al instante. Reinicie el viaje esperando que se acabara cuanto antes. Oia su respiracion fuerte y lenta era escalofriante, me pregunte si estaria mal de salud,pero no me atrevia a hablarle. Disimuladamente movi mi espejo retrovisor para enfocar su rosto haciendome tenebrosas especulaciones, sin embargo son saco cubria parte de su cara con lo que solo alcanze a divisar dos ojos desorbitados y que miraban directamente los mios. Haci nos quedamos casi un segundo ,luego de que yo cambiara el rumbo de mi vista.Estaba atemorizado al ver sus ojos pude darme cuenta de que estaba grave.Me atrevi a hablarle le dije:¿se encuentra bien ? le dije, pero el tipo ni se inmuto.Seguro que no puede hablar me dije. Segui conduciendo inquieto, mientras me hacercaba mas a la ciudad, ya podia ver las luces nocturnas y eso me tranquilizaba. A la 1:22 mi vehiculo alcanzo la ciudad, esperaba algun sonido de mi cliente que me indicara donde dejarlo, pero no dijo nada solo aquella respiracion profunda que me hacia pensar en su salud. Y de pronto un sonido de ultratumba que invadio el auto.Instintivamente voltie a mirar al sujeto pero mi sorpresa fue enorme al no encontrarlo sentado en el lugar que habia ocupado.Detuve el auto en seco.Por instante pense que se habia esfumado pero luego supese que se habia resbalado del asiento.Gire el torso para mirar su cuerpo caido pero no estaba ahi. Baje del auto, la puerta trsera estaba cerrada ¿Pudo haber bajado del auto en movimiento? lo dude mucho y sobre todo en su estado. Revise el auto por completo, luego mire al frente, me encontraba justamente en laentrada del cementerio dela ciudad. Mi cuerpo temblo;subi al auto y me aleje rapido pensando en lo que habia sucedido.
Por aquel tiempo me ganaba la vida tansportando a las personas de un lugar a otro en mi pequeño vehiculo marca chevrolet. No era algo que me fascinara sin embargo no tenia mas alternativa; tenia 52 años y hacia 2 que me habian exiliado de mi trabajo en una compañia que fabricaba taladros.Me habia desempeñado como empleado de la empresa algun tiempo antes de la fatal decision que tomaron en mi contra. Bueno, poco despues decidi empezar con esta poco fructifera manera de mantener a mi familia.Era un servicio sacrificado, sin duda, el hecho de pasarte casi todo el dia sentado frente al volante, con el ensordecedor ruido de los claxons,los excentricos pasajeros, en fin aquella no era mi vida. Un dia abordaron abordaron a mi auto una pareja de esposos de avanzada edad, me pidieron que los llevase a una hacienda que se hallaba unos 30km fuera de la ciudad, era un lugar bastante alejado y remoto.Para llegar ahi se debia atravezar primero una amplia carretera de doble sentido que daba directo al lugar solicitado.Eran casi las 7:00 pm, en otras circunstancias no hubiera aceptado la carrera, pero el dia no habia sido bueno en lo se referia al sustento material asi que acepte llevarlos por un alto precio. Llegamos a la hacienda a las 11:00pm. Me di cuenta, que de no ser por las pequeñisimas casitas que se divisaban, hubiera creido que el lugar estaba totalmente deshabitado.Luego del pago de la cuantiosa suma de dinero, me dispuse a regresar a la civilizacion; algo que me tomaria unas 2 horas tomando en cuenta que a esas horas aquellos territorios se hallaban libres de tansito vehicular. Si tenia suerte probablente me encontraria en el camino copn algun cliente desesperado en llegar a la ciudad, aunque yo no creia en la suerte. En fin, las cosas se dan cuando uno menos las espera. Ya habia pasado cerca de 1:00 desde que comenze el viaje de regreso, los ojos ya me empezaban a pesar debido al cansancio y en eso oh sorpresa una figura larga y negra a primera vista, al lado derecho de la pista que me hacia señas para que me deuviera alzando lo que parecian ser dos brazos, en forma vertical apuntando al cielo estrellado.Dude en hacercarme, era realmente extraño que una persona completamente sola se encontrara en medio de la carretera a esas horas, peromientras mas me hacercaba,masme compadecia de aquel pobre ser. Cuando me hallaba a unos 10mtros de distancia el sujeto bajo los brazos y no tuve opcion me detuve. Hubiera sido la peor escoria del mundo de haberme pasado de largo; despues de todo en el fondo yo era un buen tipo. Era obvio que aquel indiduo unicamente tenia un destino; llegar a la ciudad a si que directamente me estacione de modo que el asiento trasero se ubicara a su altura.El tipo abrio la puerta y abordo el auto.Jamas vi un sujeto que hiciera mejor el papel de incognita como el; estaba completamente cubierto con un abrigo negro y en la cabeza llevaba un sombrero negro de fieltro de alas anchas y copa regular que me parecio databa del siglo pasado.Eraextraño el hecho de que mientras el sujeto aun no habia subido al auto la temperatura se habia mantenido estable, calida; desde el momento en que se sento al lado de la ventanilla el clima cambio radicalmente, habian bajado por lo menos 10 grados. Me percate de esto al instante. Reinicie el viaje esperando que se acabara cuanto antes. Oia su respiracion fuerte y lenta era escalofriante, me pregunte si estaria mal de salud,pero no me atrevia a hablarle. Disimuladamente movi mi espejo retrovisor para enfocar su rosto haciendome tenebrosas especulaciones, sin embargo son saco cubria parte de su cara con lo que solo alcanze a divisar dos ojos desorbitados y que miraban directamente los mios. Haci nos quedamos casi un segundo ,luego de que yo cambiara el rumbo de mi vista.Estaba atemorizado al ver sus ojos pude darme cuenta de que estaba grave.Me atrevi a hablarle le dije:¿se encuentra bien ? le dije, pero el tipo ni se inmuto.Seguro que no puede hablar me dije. Segui conduciendo inquieto, mientras me hacercaba mas a la ciudad, ya podia ver las luces nocturnas y eso me tranquilizaba. A la 1:22 mi vehiculo alcanzo la ciudad, esperaba algun sonido de mi cliente que me indicara donde dejarlo, pero no dijo nada solo aquella respiracion profunda que me hacia pensar en su salud. Y de pronto un sonido de ultratumba que invadio el auto.Instintivamente voltie a mirar al sujeto pero mi sorpresa fue enorme al no encontrarlo sentado en el lugar que habia ocupado.Detuve el auto en seco.Por instante pense que se habia esfumado pero luego supese que se habia resbalado del asiento.Gire el torso para mirar su cuerpo caido pero no estaba ahi. Baje del auto, la puerta trsera estaba cerrada ¿Pudo haber bajado del auto en movimiento? lo dude mucho y sobre todo en su estado. Revise el auto por completo, luego mire al frente, me encontraba justamente en laentrada del cementerio dela ciudad. Mi cuerpo temblo;subi al auto y me aleje rapido pensando en lo que habia sucedido.
Mi mente estaba paralizada. Conducia mi auto sin darme cuenta del recorrido que tomaba. Decididamente se trataba de un hecho paranormal, misterioso, un hecho detectivesco. No me atrevia a mirar a la parte trasera del auto por temor a que se apareciera de pronto entre las sombras. Al llegar a mi hogar eran casi las 3:00 am, mi esposa dormia placidamente de modo que retuve mis deseos de narrarle mi truculenta experiencia con mi excentrico cliente de ultratumba, asi que me devesti y me acoste, recordando y tratando de dar una explicacion logica a aquella extraña desaparicion. Me dormi, aunque no dejaba de estar alerta, en mis sueños, tuve una mala noche con sobresaltos y pesadillas. Al amanecer, me sentia mas tranquilo y decidi tomarme el dia libre. Mi mente me atrajo hacia mi auto, me dirigi hacia el con paso vacilante, abri la puerta trasera y mi sorpresa fue grande al mirar hacia abajo. No, no era el cuerpo de ultimo pasajero, era su retribucion por el favor que le habia dado al transportarlo al cementerio. Varias monedas derramadas, algunas en el asiento, todas bastante antiguas, de otros tiempos pasados. Era mi paga por el servicio....

//alex

Otros cuentos de terror que seguro que te gustan:

- La monja blanca
- Encuentros
- La madre
- La muñeca poseída
- El retorno


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2011-11-09 22:32:51
Nombre: fernando
Comentario: muy buen cuento


Fecha: 2010-12-11 07:17:40
Nombre: VLADIMIR
Comentario: AL Q NO LEGUSTE LEER Q CHIGUE A SUMADRE



Fecha: 2010-12-08 14:08:21
Nombre: aldair
Comentario: el mejor


Fecha: 2010-11-26 13:09:26
Nombre: Ammpster Vifai
Comentario: Exelente Cuento... tranquilo y desde otra perspectiva.. un saludos a quines hacen esta pagina...


Fecha: 2010-10-19 14:39:09
Nombre: Fabian Tejada
Comentario: Aparte de los problemas de ortograf{i y falta de puntuación, me parece una historia muy interesante. A veces perdía el interes cuando leía la vida sufrida del personaje pero de resto va bien. Sería chevere darle más fuerza al final.
A ratos se me parece a una de las historias de Teo Rodriguez...