Sombra. Cuentos cortos de terror


Sombra

Autor: Pako

(3.75/5)
(15 puntos / 4 votos)


Cuento publicado el 26 de Diciembre de 2021


Desperté por los aullidos de mi perro, jamás había escuchado un aullido con tanto sentimiento, mire por el balcón y la calle estaba oscura, solamente una lámpara en la esquina de la cuadra alumbraba muy tenue y frecuentemente parpadeaba.
Baje las escalera y me dirigí hacia la entrada principal, mi perro, rascaba desesperadamente la puerta, al girar la perilla, empujo la puerta, entro rápidamente y se escondió bajo la mesa del comedor.
Desperté por los aullidos de mi perro, jamás había escuchado un aullido con tanto sentimiento, mire por el balcón y la calle estaba oscura, solamente una lámpara en la esquina de la cuadra alumbraba muy tenue y frecuentemente parpadeaba.
Baje las escalera y me dirigí hacia la entrada principal, mi perro, rascaba desesperadamente la puerta, al girar la perilla, empujo la puerta, entro rápidamente y se escondió bajo la mesa del comedor.
Tome los cigarrillos de mi abrigo, Salí hacia el porche para revisar que es lo que tenía tan inquieto, en la esquina de la cuadra se podía aprecia una silueta, que pareciera que su mirada se dirigía hacia mí casa, sentí calosfríos, de esas veces que se te eriza la piel y te provoca nauseas
Fui por el perro, pero este me gruño fuertemente y lanzo una mordida, pareciera que evitaba a toda a costa salir, y deje que se quedara
Subí a mi habitación y me acosté en mi cama y cerré los ojos, se escucho un ruido que venía de la calle, me asome por el balcón, y allí estaba la silueta en frente de la casa, observando fijamente hacia a mí, rápidamente cerré la puerta de mi cuarto, y me envolví en las cobijas.
Después de unos minutos se sintió un ambiente abrumador, me asome por el balcón y la silueta ya no estaba, escuche como mi perro merodeaba por la casa, entre abrí la puerta de mi cuarto y susurrando llame a mi perro, este rápidamente entro a mi cuarto, cerré la puerta nuevamente, volví a la cama y me dormí,
Mi perro ladrando y gruñía hacia la puerta de la habitación, me levante de la cama lentamente y pensé “ ya están adentro” entre abrí la puerta para asomarme, no se veía nada, de repente sentí como si alguien estuviera respirando fuertemente detrás de mí, voltie lentamente y la silueta estaba en el balcon

//alex

Otros cuentos de terror que seguro que te gustan:

- La monja blanca
- Encuentros
- La madre
- La muñeca poseída
- El retorno


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento