El encierro

Autor: José Colmenares

(4.23/5)
(275 puntos / 65 votos)


Cuento publicado el 30 de Diciembre de 2016


Cada vez que hacia calor, que llovía, que las bocinas de los autos se hacían insoportables cerraba las ventanas del apartamento.

Los olores de comida, de humo, de combustible y voces de señoras chillonas se me hacían insoportables, por ello cerraba puertas y ventanas.

Cuando los locales comerciales llenaban sus espacios de público solicitando de los servicios que ellos dispensan y ocurren los reclamos de la clientela (muy frecuentemente), me veía obligado a cerrar las ventanas del apartamento.
Cada vez que hacia calor, que llovía, que las bocinas de los autos se hacían insoportables cerraba las ventanas del apartamento.

Los olores de comida, de humo, de combustible y voces de señoras chillonas se me hacían insoportables, por ello cerraba puertas y ventanas.

Cuando los locales comerciales llenaban sus espacios de público solicitando de los servicios que ellos dispensan y ocurren los reclamos de la clientela (muy frecuentemente), me veía obligado a cerrar las ventanas del apartamento.

Por eso, ya nadie veía las ventanas de mi apartamento abiertas.
Pasó a ser algo cotidiano y extraordinario del propietario (yo) de dicho inmueble.

Debido a ello, cuando ocurrió mi caída en la cocina y las ventanas y puertas de mi apartamento estaban cerradas, nadie sospecho de mi accidente, de mi caída, mis gritos quedaron encerrados en la prisión de mi hogar.

Luego de transcurrido varios días, y debido al olor fétido del cadáver, alguien dio aviso a los bomberos, ellos al penetrar al hogar a su vez llamaron a la policía y estos a su vez al forense.

Al final ya nada me molesta, ningún ruido socava mis sentidos ya de por si mudos e inactivos, encerrado, mi cuerpo sin vida tras el vidrio del ataúd descansa en paz.





¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento