El contrato de luzbel

Autor: Ricardo De León

(4.07/5)
(110 puntos / 27 votos)


Cuento publicado el 26 de Julio de 2015


Mitos y leyendas
A cuantos de nosotros, nuestros abuelitos nos contaban sobre historias que habían pasado como apariciones. De duendes, brujas e infinidades de mitos y leyendas. en este pequeño y humilde libro no encontraras las mismas historias que casi todas las personas conocen. Entraran totalmente a vivir con nosotros unas verdaderas historias que sucedieron y que nunca fueron realmente reveladas.


El contrato de Luzbel
Era una época en 1992 en el pueblo del Guarumal un lugar muy recóndito de Panamá. Cuando había una época de fiesta y celebraciones donde no todas las personas tenían para comer. El señor Eleuterio Díaz era un hombre que estaba enfermo de las piernas y estaba por ese mal momento sin duda josefina su señora no estaba ni por imaginarse que les iba a suceder algo inolvidable e inexplicable.
Mujer donde estas, mujer aquí cocinando unos frijolitos que me regalaron hay mujer esta situación no me está justando no hay plata. Los animales muriéndose y las siembras todas llenas de orugas la señora josefina le dice tranquilo viejo esto pasara esto es algo pasajero.
Sin duda quería conseguir dinero a como diera lugar fui donde, mi compadre Martin. Eleuterio_ _ _ Compa mire no tiene ningún trabajo por ahí
Martin_ _ _ ¨ Jo compa Eleuterio¨ no hay nada la cosa esta dura para pagar peones.
Sin duda ya con lo que me estaba pasando no quería que llegara a peores. Tuve que rogarle a Martin que me ayudara que yo y mi mujer solo comíamos frijoles y a veces no se comía nada.
Martin conmovido por Eleuterio y ya que eran amigos desde pequeños
Le dijo: compa hay una forma fácil de conseguir dinero sin embargo.
Eleuterio respondió: molesto no compa no voy a robar mejor vamos a dejarlo a si hasta luego y salió disgustado
Oye compa: veni ombe mira yo no dije robar. es pedirle plata al rabón.
Eleuterio. Con su ingenuidad no sabia de lo que le habla su compa.
Y el respondió: compa quien es ese hombre lo conozco, Martin claro compa es el de halla abajo.
Asustado le dije yo lo voy a pensar compa y me marche con una gran duda entre si lo así o no lo asía.
Le dije a josefina lo que me había dicho el compa.
Josefina rápidamente me dijo que no que eso era malo que no jugara con eso. Eleuterio sin duda no quería robar pero si quería pactar con Satanás.
Sin embargo de tanto pensarlo tome la decisión de hacerlo fui donde Martin.
Eleuterio dice: Compa que tengo que hacer para hablar con el
Martin le dijo: compa primero tiene que ir solo porque usted se va a pactar con el.
En ese momento ya estaba sintiendo miedo.
Martin dice: Tiene que subir rio arriba hasta llegar a los potreros de la familia de león Hay un palo de jirón tiene que estar hay a las 12 de la noche.
Bueno se llego la hora y estaba esperando a es ser maligno para poder hablar con el tenia escalofríos en ese momento tenia un miedo impresionante pero la persona que estaba esperando nunca llegó.
Bueno llegue a mi casa tranquilo contento por que no paso nada malo pero cuando entre josefina no estaba se había ido a donde su hermana josefina estaba molesta conmigo.

Porqué no había aceptado sus consejos. Eran las 3 de la mañana y josefina no regresaba y estaba decidido a ir a buscarla y que me perdonara.
Cuando de repente se acerca un caballo relinchando con una campana y un hombre de blanco y frena al frente de mi casa y el hombre llega a mi portón.
Y me llama Eleuterio Díaz y yo con la curiosidad de saber quien era pero de repente sentí un olor extraño como azufre y Salí y hable con el.
Eleuterio Dice. Dígame en que lo puedo ayudar
El hombre me dice: yo te voy ayudar ti.
Yo le pregunto: quien es usted y el me, contesta soy Luzbel y sé que necesitas dinero.
Luzbel me dice: quieres que te ayuda, yo agitado en ese momento no sabia que hacer estaba temblando ese hombre estaba vestido de blanco con unas botas negras que le llegaban hasta las rodillas y una mirada como de llena ira y con un sombrero pintado y su color de piel blanca como brillosa y una voz que te lastimaba los oídos y en ese momento.
Yo le pregunte: que es lo que te tengo que dar
El me respondió: tú no tienes hijos y yo le dije que si tenía uno
y el molesto dijo ese no por que no lo puedo tocar y era mi hijo Ovidio era diacono en Chitré y entonces que quieres que te de ¨Tu alma¨ yo asustado en ese momento por que ese ser maligno me quería llevarme con el, pero yo pensé que era cuando me fuera de este mundo. Y le pregunte: y el me digo que si con una sonrisa aterradora y sus dientes puntiagudos como los de un animal salvaje y yo me acorde de josefina y de lo que ella estaba pasando y acepte el trato con ese ser maligno el me digo que comprara cualquier numero de la lotería porque yo iba a ganar y que yo me iba a dar de cuenta cuando era el momento de irme con el.
Después de esa noche tuve mucho dinero compre hectáreas ganados y sembré muchos granos y vivimos como nos merecíamos sin embargo llego el momento de pagar y había pasado aproximadamente 3 años cuando volví a escuchar ese relincho del caballo con sus campanas y sabia que era el momento y ese ser maligno me había mentido ya josefina me había perdonado y le dije que recibiera a la persona que llegara y que le dijera que yo no estaba.
El hombre llego al portón con la misma ropa y el mismo olor y con esa vos aterradora.
Y dice: se encuentra Eleuterio.
Responde,.. Josefina: No se encuentra señor y quien es usted
Yo me llamo Luzbel .. y tu eres josefina yo sé que hay esta tu marido dile que cumpla su trato. No esta se lo juro, quieres jugar conmigo josefina.
Yo. Angustiado debajo de la cama le pedí perdón adiós por lo que había hecho.
Josefina le dice: mira yo no voy a dejar que te lo lleves y no vas a entrar a mi casa por que esta casa es de dios
El ser maligno molesto le dice ¨ maldita, tu sabes quien soy yo el rey de este mundo el príncipe de la noche¨ dile que salga.
y josefina muy ingenuamente lo reta.
Esta bien si tu eres un dios te tengo una apuesta cuantas hebras de cabello tengo, el ser maligno sorprendido por la inteligencia de josefina acepta el reto. Empieza a contar uno por uno mojando sus dedos con saliva, cuando iba por 600 se canso ya que josefina tenia un cabello largo y hermoso
El ser maligno le dice_ Esta bien no puedo mas me marcho y se fue de la casa de Eleuterio, con una sonrisa muy extraña.
Josefina en ese momento le agradeció a dios que ese ser infernal no le ISO nada pero para su sorpresa cuando entro al cuarto el señor Eleuterio estaba muerto y lleno de saliva. Porque cada vez que luzbel mojaba sus dedos para contar cada hebra de cabello de josefina y va ahogando con su maligna saliva a don Eleuterio.
Sin embargo la plata mal habida no es buena y don Eleuterio lo comprobó en carne propia porque perdió su vida por su mala decisión. La señora josefina con una gran tristeza vendió la casa porque todas las noches cuando se llegaban las 12 luzbel regresaba y se escuchaban los cascos de ese caballo infernal con ganas de tomar un nuevo contrato.










1cronicas 29¨12
La riqueza y la gloria procede de ti y tu dominas sobre todo en tus manos está la fuerza y el poder y en tus manos el hacer grande y el dar poder a todo.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2015-09-30 07:49:28
Nombre: RconR
Comentario: ¡¡¡¡¡AY QQ !!!!!! aguas con el maligno te llevara al averno