ÔĽŅ sueŮa bonito. Cuentos cortos rom√°nticos
ÔĽŅ

sue√Īa bonito

Autor: Mariana

(3.42/5)
(123 puntos / 36 votos)


Cuento publicado el 17 de Mayo de 2011


Ella lo espero un rato mas, tenia para variar esa sensaci√≥n de vacio que queda despues de una migra√Īa memorable, se hab√≠a dado la molestia de salir de su casa, tenia que hacerlo, no se iba a permitir otra falta mas, ropa nueva con el dinero reci√©n enviado, a pesar del dolor sent√≠a que reluc√≠a, lo congestionado de los ojos nadie lo notaba, las l√≠neas que forman las lagrimas pasadas son caminos que solo nota la gente que te conoce

El la miró, se acercó y coqueteó como siempre, ella se quitó los audífonos, los puso en la mesa desgastada de garabatos..como estas? Sonrió de nuevo ..el dijo unas cuantas frases, ella solto la risa; un par de indicaciones y se fue: con la mirada algo perdida seguía preguntándose porque se había ido
Sigui√≥ sentada, una balada merodeaba en sus o√≠dos y leia lentamente un par de papeles que hab√≠a jurado no releer, guardo los papeles, se sent√≠a mareada de nuevo y lo mejor era mantener los ojos cerrados, pero que pod√≠a hacer? Que se hacia en esos casos? En lugares p√ļblicos? Sinti√≥ un peque√Īo tirante en la cara, aqu√≠ esta de nuevo dijo suavemente, alguien con o√≠dos bionicos volte√≥ , ella sonri√≥ de nuevo, aguant√≥ el cotidiano dolor y se fue a conseguir una pastilla, confundida , mareada, la sensaci√≥n no era nueva.
Peroo..por que no me esperaste? Dijo el sonriendo, ella volvi√≥ a saludarlo y luego extra√Īada le dijo: Que? El la mir√≥ extra√Īado, estas bien? Con una sonrisa comprensiva la abraz√≥ y se la llev√≥ al sal√≥n de clases; Yo, yo tengo que comprar algo en la farmacia dijo ella, soltando su bolsa en el suelo, tomandose la cabeza una vez mas ,suspir√≥ por no poder salir de esa habitaci√≥n mal pintada, quiso pararse , tanta flojera para una noche se dijo, no se par√≥.
La clase continu√≥ , las horas pasaron fatalmente, ya con bastante sue√Īo ella entendi√≥ que lo mejor era tomar un taxi, era lo de siempre, el mismo dolor incomprendido, el mismo causante para todos: la tensi√≥n, ella no se recordaba impaciente, muy por el contrario, recordaba que la calma era su principal caracter√≠stica, que mas de una vez se hab√≠an tomado muy en serio lo de su santa paciencia y hab√≠an hecho fiesta de su buena voluntad.
EL regresó con ella, sonrió , ella miraba sus apuntes sin pensar en otra cosa, el le habló, preguntó y preguntó , ella parecía no escucharlo, ya en la puerta regresó , entendiendo que un mal dia lo tiene cualquiera, tomo su cara en sus manos, le habló, ella no dijo una palabra más, lo miraba lejana

Que te pasa? Jose? Jose? Te estoy hablando dime algo! Amor reacciona dime algo! El no paraba de llorar nervioso, ella llego a musitar que se sentía muy cansada..el no supo que hacer, el tutor regresaba de cerrar la puerta en la creencia de haber terminado la jornada: los vió.
Marco? que pasó?
No s√© que le pasa,respondi√≥ el ba√Īado en l√°grimas
Jose, mirame, mirame, Jose! No juegues conmigo criatura mirame! El tutor hizo una serie de ejercicios, ella , como una mu√Īeca de trapo en sus manos, con la mirada perdida.
El la cargó, ella no recordaba esas calles, se preguntaba que hacia el? Porque su mejor amigo lloraba tanto? Si hubiera querido hubiera podido hablar, decir que estaba bien, que solo sentía cansancio, pero sentía tanto cansancio que las palabras parecían no salir, ninguna respuesta parecía salir de ella. Ya en el taxi , el tomaba sus manos , mientras el tutor hablaba sin ton ni son.
Ella vio la portada luminosa de un edificio, el cansancio hizo que cerrara los ojos, entre nubes, escuchaba voces que la llamaban. Estoy tan cansada, pensó ella y cerró los ojos.
Sintió el frio de un par de agujas en la espalda, quiso llorar, no pudo emitir un quejido, la mascara enorme de oxigeno que tenia puesta no le permitia agitarse, no moverse, no sentía el dolor, no llegaba a entender lo que le decían: dos lagrimas bajaron por las mejillas mostrando su impotencia, alguien la empujó un poco, ella miraba ahora el otro lado de la habitación, veía a su mejor amigo llorando desconsolado, en un rincón de algo que parecía un pasadizo. Una sola lagrima en los ojos de quien quieres de verdad , basta para desencadenar una tormenta, si no lo has vivido, no has amado.
Ella derramaba sus lagrimas sin control y en un intento de llamarlo entendió que no podía articular su nombre, que algo había pasado con ella, y que la causa del llanto era justamente ella.
AND I STILL HOLD YOUR HAND IN MINE.
IN MINE WHEN I¬īM ASLEEP.
AND I WILL BARE MY SOUL IN TIME,
WHEN I¬īM KNEELING AT YOUR FEET‚Ķ












El se quedo dormido, nadie había podido quitarle la culpa de la mente, repetía y repetía la escena mentalmente, alguien lo despertó, estaba en la camilla de una habitación contigua, escuchando los trinos de madrugada pudo pensar mas claramente, no era culpa suya, la pena lo llevaba a extremos que no creía capaz de imaginar, sus lagrimas rodeaban sus pómulos, quemaban en sus manos cuando restregaba su cara, alguien entró a la habitación , lo abrazo con todas sus fuerzas y lo consoló , nunca pensó ver a la persona mas alegre del salón así; temblando, sin poder contener el llanto.



//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2011-08-11 15:55:49
Nombre: giovani
Comentario: muy bueno, y que gran cancion "good bye my lover" le quedo bien al cuento felicidades


Fecha: 2011-06-03 12:22:31
Nombre: Ana
Comentario: Un poco largo ! Bonito, a mi parecer, es una cosa que puede suceder


Fecha: 2011-06-03 12:15:40
Nombre: Ana
Comentario:
Muy largo !


Fecha: 2011-05-17 18:16:12
Nombre: tu neitaA♥♥!!
Comentario: xvr el kuento!!!♥♥♥