Menina perdida. Cuentos cortos románticos


Menina perdida

Autor: Maria

(3.8/5)
(152 puntos / 40 votos)


Cuento publicado el 06 de Agosto de 2009


La niña se despertó en la oscuridad de su cuarto, aún era de noche. Había soñado con él otra vez. Extendió su brazo hacia la mesa de luz para abrir el cajón y tomar la carta que había guardado, pero no estaba.
- Si mi sueño se hicierse realidad seré la mujer mas feliz del mundo- pensó. Cerró los ojos, se cubrió con las sabanas. Se prometió no olvidar ese sueño... una cita en el cine con Samuel, un abrazo en el auto con Samuel, una cena de compromiso con Samuel, el vestido de novia más lindo del mundo.... niños corriendo en un jardín.
La niña se despertó en la oscuridad de su cuarto, aún era de noche. Había soñado con él otra vez. Extendió su brazo hacia la mesa de luz para abrir el cajón y tomar la carta que había guardado, pero no estaba.
- Si mi sueño se hicierse realidad seré la mujer mas feliz del mundo- pensó. Cerró los ojos, se cubrió con las sabanas. Se prometió no olvidar ese sueño... una cita en el cine con Samuel, un abrazo en el auto con Samuel, una cena de compromiso con Samuel, el vestido de novia más lindo del mundo.... niños corriendo en un jardín.
- Samuel... tu carta- murmuró
La niña se levanta, todo esta oscuro y borroso a su alrededor. Era de noche. Un vaso cae al piso. Se rompe.
La luz se prende, pero todo continúa borroso.... --!estás bien Menina?! Qué ah pasado?!! - la voz, no era la de su padre..
-¡Papá.. papá?!...apenas podía hablar
La niña se asusta. Tiembla... no era más delgada esa silueta borrosa que se acercaba a ella..
-PAPÁÁÁÁÁÁÁAÁÁÁÁÁ!!!!!!!!!!!!!!!!!- grita agitada.
Alguien más entra y se acerca a la niña que retrocedía algunos pasos temblando... sin entender, confundida. Se orina.
- Esta pasando otra vez..- dice una mujer con voz agobiada- ...ya hablamos esto muchas veces Samuel, no podemos tenerla en casa, esto cada vez empeora. Mirala...no te das cuenta que no podemos hacer nada??!!-
- Ya bastaa María!!! andá a la cama y no la compliqués más, de mi familia me encargo yo!!- la mujer desconocidase irrita, da media vuelta y cierra bruscamente la puerta de la habitación.
Quedan solos, - Abuela tranquila, soy yo Samuel...-
En ese momento la niña entendió. Con la mirada perdida y los ojos llorosos empesó a sonreir, como una niña. Ya no tenía miedo.No había soñado. Había sido feliz.









¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2009-10-16 12:55:32
Nombre: Conni
Comentario: difinitivamente HERMOSO !


Fecha: 2009-08-27 12:06:08
Nombre: Hugo
Comentario: Me gust mucho la Historia. Soy Narrador, tengo un programa de radio y quisiera contarlo. Quisiera tener el nombre completo de la autora para nombrarla. Gracias.