Rematado Juicio. Cuentos cortos románticos


Rematado Juicio

Autor: Bryan M.M.

(3/5)
(21 puntos / 7 votos)


Cuento publicado el 17 de Enero de 2019


Hamlet se quedaría sorprendido con mis monólogos de locura, Florentino Ariza se quitaría el sombrero ante el significado de mi espera, Pablo Neruda envidiaría mi inspiración, Romeo expulsaría desde la muerte su veneno para contarle a Julieta de la ilusión que me agobia.

Será posible que los cantantes de las mil y una canciones románticas que me se, las hayan cantado alguna vez con la misma dedicación que yo? Dirigidas a su amor? Puede ser. Pero es imposible que cada uno de ellos las canten por la misma mujer como lo he hecho yo.
Hamlet se quedaría sorprendido con mis monólogos de locura, Florentino Ariza se quitaría el sombrero ante el significado de mi espera, Pablo Neruda envidiaría mi inspiración, Romeo expulsaría desde la muerte su veneno para contarle a Julieta de la ilusión que me agobia.

Será posible que los cantantes de las mil y una canciones románticas que me se, las hayan cantado alguna vez con la misma dedicación que yo? Dirigidas a su amor? Puede ser. Pero es imposible que cada uno de ellos las canten por la misma mujer como lo he hecho yo.

Cuando leo mi imaginación se transforma como un deja vu hacia el futuro, incomprensible pero esperanzador. Si tan solo tuvieras la mínima idea de lo que representas en el mundo estarías sorprendida, estas representada en canciones, en personaje de películas y cuentos como este, libros y poemas, por lo menos en mi mundo eres una estrella famosa.

Y que decir de los sueños, podrán tener dueño? Creo que no. Pero que reconfortante es despertarme con una sonrisa y lleno de alegría solo por haber soñado contigo. Definitivamente los sueños no tienen dueño pero desearía que fueran míos y ordenarlos a placer para tenerte presente conmigo cada noche, aunque solo sea en los dominios de Hipnos.

Dulcinea del Toboso estaría celosa de ti porque el caballero de la triste figura me prestaría su armadura para combatir los gigantes imaginarios en mi mente, talvez así logro vencerlos de una vez por todas o me revuelcan con sus aspas haciéndome morder el polvo de tu rechazo.

Galatea esculpida en marfil, y tu en material alienigena demasiado duro para mis sentimientos, será acaso que la materia triunfara sobre la mente? No lo creo, Pigmalion apiadate de mi, dame tu secreto.

Mi diosa coronada sigo esperando.



Otros cuentos románticos que seguro que te gustan:

- Junto a Mi
- Ella... Mi Universo
- Hoy te conocí
- El amor bajo la lluvia
- Él


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento