GABRIELA. Cuentos cortos románticos


GABRIELA

Autor: Matias. Olivares.

(3.09/5)
(253 puntos / 82 votos)


Cuento publicado el 19 de Mayo de 2007


“No se cuantas veces…, pero aún no me canso de escribirlo”… ¡No me gusta!
¡Esa niña no me gusta! ¡No te conviene!
¡No es de tu roce social!
¡Hasta cuando tengo que decírtelo!
¡Me tiene hasta la coronilla! ¡Dios mío, no aguanto éstos dolores! Terminarás acabando una tumba a tu madre. ¡Sólo entonces, estarás feliz!... Juan enmudeció, aquellas palabras lo habían torturado demasiado, se quedó sentado impetrando poder estar a solas en su pieza sin prender la luz. Ya estaba maduro, y lo era más para su edad. Sólo le faltaba una semana para finalizar sus estudios, y de continuar éstas controversias que lo distanciaban tanto con su madre, acabaría con el tiempo alejándose para siempre. Sus hermanos le habían enseñado todo con respecto al sexo débil. Las cartas de amor que éste le escribía en el recreo, eran su pasaporte a la felicidad con ella, impregnadas de imaginación, de anhelo en sus palabras, de desabrimiento por lo azorado de su romance provocado por el desdén de su madre. En las tardes la esperaba, conocía perfectamente las cortinas descoloridas de la sala de clases donde ella también miraba para observar si Juan había llegado. La sonoridad del timbre, lo rebosaba de contento, y mientras esquivaba igual que estampida de toros a las alumnas de otros cursos, su mirada se fijó en una adolescente de pelo liso y nariz pequeña, ojos redondos de color castaño, mejillas rojizas y estatura baja. A medida que ella se acercaba, sentía ansioso el corazón por tenerla entre sus brazos, besarla con afición, y evitar a toda costa que un momento así culminara por la aprensión de tener que llegar temprano a casa.

¡Hola, te vi de arriba!, le dijo, dándole un beso.

¡Yo también!-
¡Yo también que!... -¡Yo también te amo!, le respondió. -¿Irás almorzar a mi casa?, le preguntó. -No estoy seguro-¿Y tú, te irías conmigo? ¿Si, pero…? No la dejó hablar, cerró su boca de niña, con un gran beso abrazándola contra su pecho. ¡Se me quitó el hambre! ¡A mí también le dijo!- Se quedaron abrazados por largo rato mirándose, mientras el acariciaba su pelo hacia atrás. ¿Te gusta el sur?, le preguntó. ¿El sur?, exclamó intrigada. –No importa donde me quieras llevar, le dijo con aire de enamorada, contigo iría hasta el fin del mundo. Entonces juntémonos en el terminal ésta noche, el paisaje te va encantar y seremos felices. Se despidió, y caminó lleno de dicha hacia su casa nombrándola por el camino. Gabriela en el terminal permaneció sentada con su bolso esperando algún día conocer Coihaique.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2008-11-08 14:47:59
Nombre: melany
Comentario: muy lindo me encanto la historia deberian hacer la continuacion esta muy bonito



Fecha: 2008-10-27 16:06:50
Nombre: GABRIELA
Comentario: esta super chidisimo su cuento es una historia super original 100%buenisimo


Fecha: 2008-10-20 20:21:10
Nombre: andrey
Comentario: esta buenisimo
el cuento hay se los dejo


Fecha: 2008-10-13 14:44:39
Nombre: dany
Comentario: esta inspirador. pero creo qe qeda inconcluso.
no me gusta eso.


Fecha: 2008-10-13 14:01:54
Nombre: kika
Comentario: muy lindo =)


Fecha: 2008-10-13 08:51:00
Nombre: kary
Comentario: esta muy padre eeeeeeeee.


Fecha: 2008-10-02 10:08:07
Nombre: nublia
Comentario: es muy bello


Fecha: 2008-09-01 14:43:34
Nombre: Katii
Comentario: Me gustó mucho el cuento =D y la página tambien... Sigan así


Fecha: 2008-08-30 12:57:04
Nombre: tania davila pa
Comentario: es un cuento muy bonito


Fecha: 2008-08-05 11:27:16
Nombre: Alfianthny
Comentario: Me gusto mucho el cuento por que se llama como mi tia ¡Gabriela! Estubo linda la ¡Historia!


Ver todos los comentarios de este cuento