Vivir o morir sin ti?. Cuentos cortos románticos


Vivir o morir sin ti?

Autor: Allan Jeovany Milla

(4.05/5)
(312 puntos / 77 votos)


Cuento publicado el 09 de Octubre de 2012


Solo se observan los rayos tenues de luz entrando por los espacios vacíos entre la pared y la madera de la puerta y ventana de esta habitación, y por más esfuerzo de mi parte solo me concentro en la altura de la silla y el nudo de la soga; que pasando por encima de la viga termina en forma circular y con otro nudo preparado alrededor de mi cuello.

Solo basta un pequeño desbalance de mis piernas y la silla caería al suelo dejando que la gravedad hiciera desplomar mi cuerpo y la soga se estirara y exprimiera fuertemente mi cuello hasta dejarme sin aliento de vida.
Esta habitación que está vacía pero al mismo tiempo tan llena de tu presencia, recuerdos y mis fantasías sobre ti, es el único espectador de lo que está por pasar. Es increíble que después de tanto tiempo nuestras locuras y vivencias sigan dando vueltas en mi memoria como si fuera ayer que sucedieron.
Solo los que han amado pueden juzgar lo que siento; ardor, dolor, pena, decepción, desconsuelo, tristeza, desilusión, tormento y una interminable lista de sentimientos que denotan mortificación y soledad por el amor perdido. Pero por supuesto que el sentimiento que no me abandona pese a todo es el amor e idolatría que siento por ti.
Me pregunto como los años, los hilos blancos en mi cabellera y señales de vejez en mi piel, no han podido borrar tu imagen alegre y juvenil, y aun sabiendo y estando consiente de que ya la vida paso y que tú la hiciste con alguien más que no fui yo, y no encuentro más respuesta que la de amor profundo y puro.

Recuerdo que a veces hacia comentarios breves sobre ti con mis amigos, pero muy en el fondo quería gritarles que aun te amaba y extrañaba más que nunca, con la ilusión de que uno ellos te lo dijeran y por lo menos que uno de tus pensamientos por pequeño que fuera lo dedicaras a mí.
No puedo creer que estando a un solo movimiento para que mi vida acabe, aun siento la esperanza de que abras esa puerta y al entrar grites que no lo haga, y me digas que todo este tiempo me has amado igual que yo, que no me has buscado o correspondido por miedo a lo que diga la gente, pero que eso ya no importa más; observo la puerta y mi corazón late más rápido y fuerte pero tu figura angelical no aparece.
Al pensar en esto surgen preguntas que mi subconsciente me hace:
¿Quiero morir?----por ti si, y lo haría mil veces.

¿Te olvidaría y dejaría de extrañarte?------ no lo sé, no estoy seguro.
Lentamente mis manos temblorosas separan la soga de mi arrugado cuello, y salto de la silla con la destreza y agilidad de un niño, abro la puerta y ventana respiro el aire puro recibo la luz del día, decido vivir y seguirte teniendo en mis pensamientos y fantasías antes de perecer y que tus recuerdos mueran conmigo.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2012-11-25 09:33:33
Nombre: Allan J. Milla
Comentario: Hola!! Soy el autor del cuento, solo quiero agradecerles los comentarios, los he tomado con mucho aprecio e importancia. Realmento estoy sorprendido.
GRACIAS.


Fecha: 2012-10-13 02:49:53
Nombre: Daniel Hsu
Comentario: Impresionante cuento, el narrador nos describe con hermosas palabras su sentimiento por la chica que ama, incluso puede dar su vida por ella, pero en el último momento, toma la decisión correcta de seguir con su vida y extrañándola, ya que, de todas maneras, morir nunca es la decisión correcta a tomar.


Fecha: 2012-10-12 18:30:37
Nombre: lola
Comentario: Me impresionò mucho este cuento.
Solo el que amò asì sabe que todos esos sentimientos son posibles. gracias.



Fecha: 2012-10-09 18:05:36
Nombre: Jorge Aioros
Comentario: El narrador protagonista presenta un excelente monólogo.
Los sentimientos que describe armonizan con el ambiente propio de un suicidio.
A pesar de estar al borde de la muerte, el persona narrador expresa sus más íntimos sentimientos hacia ese amor no correspondido.
El personaje alucina, imagina situaciones que no se dan. Este personaje se parece a Juan Pablo Castel de la novela "El túnel", en cuanto a los deseos que manifiesta.
La tensión de lo narrado desciende cuando el personaje ya no decide suicidarse. Es lo que aprecio.


Fecha: 2012-10-09 10:23:04
Nombre: Lucía
Comentario: Nadie merece más que un recuerdo... Me gustó el desenlace, es más, esperaba que fuese asi!