La demanda. Cuentos cortos policíacos


La demanda

Autor: Jlkazzp

(3.61/5)
(786 puntos / 218 votos)


Cuento publicado el 06 de Diciembre de 2013


Exigía al juez y fiscal, que lo condenaran, esgrimía la razón que tenía para cometer un delito:
Desempleado, había agotado la solidaridad o misericordia; primero de la familia y luego de sus vecinos, no tenía alternativa ahora tendría que robar para sobrevivir; quizá por su falta de experiencia al robar lo haría con demasiada violencia o traicionado por los nervios podría hasta matar para apoderarse de lo ajeno.

Por todo el prefería ser condenado antes de cometer el delito.
El juez escuchó divertido el alegato, con una mirada cómplice al fiscal le preguntó:
¿porque no buscaba empleo?
Respondió que nadie le quería emplear, porque no aceptaban darle en sus manos las aportaciones de la jubilación.
Sonriendo volvió a preguntar el juez:
¿porque no quería aportar para jubilarse?
Señor Juez todos dicen que es ilegal no aportar para la jubilación, pero resulta que las AFP han demostrado una total incompetencia para administrar mis fondos, que a pesar de cobrarme por administrarlos; solo saben rendirme pérdidas,
tal parece que invierten en negocios arriesgados y cuando ganan es plata de ellos y si pierden es mía. Por eso señor prefiero que mis aportaciones queden en mis manos.

Además señores Uds. deben prevenir el delito que yo estoy a punto de cometer, puede que hasta cometa un homicidio, el ministro dijo el otro día que ustedes eran los responsables de prevenir se cometan delitos, hasta mencionó puertas giratorias, yo le ruego me condene y prevenga el delito que potencialmente estoy a punto de cometer, además puede resultar como planteo mi demanda un ahorro para el estado:
MI condena la cumpliría en mi casa, si el costo de
mantener un reo en cárcel es 1500 dólares yo me avengo en recibir la mitad y es un ahorro considerable.
En todo caso como dice el ministro del interior que ustedes son los responsables de la seguridad ciudadana, de prevenir el delito y seguro que podrían también conseguir que me den un empleo donde mis aportaciones queden en mis manos y no en las manos incompetentes de la AFP, lo que es una alternativa que acepto en permuta a mi condena.
Señor Juez y señor Fiscal por todo lo expuesto demando se me condene a la brevedad.

Moraleja:" Antes había siervos porque habían reyes, hasta que los pasaron por la guillotina; hoy hay pobres porque hay ricos ¿serán más sabios los ricos que los monarcas?"





¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2014-03-05 02:06:34
Nombre: Diomenia Carvaj
Comentario: Muy bueno! Contacta conmigo por favor, ya?


Fecha: 2013-12-12 05:14:41
Nombre: noe
Comentario: Me gusto. Muy creativo.