Plantones. Otros cuentos


Plantones

Autor: Abraham Montes Vértiz

(3/5)
(3 puntos / 1 votos)


Cuento publicado el 01 de Enero de 2005


Eran como las 11:00 y Tanya no estaba muy segura si quería seguir viendo las noticias “de mierda”, - como les había apodado - que pasan en la tele los fines de semana. Dándole vueltas al control con la mano derecha y con la izquierda un yoghurt para beber, trataba de encontrar un canal que no estuviera mostrando comerciales. Encontró uno donde entrevistaban a Moxie, el famoso activista político.

- Gracias. Estamos en su programa, la Debacle del Debate, y tenemos de invitado a Moxie, líder de causas populares. Dinos Moxie, estás de acuerdo con la forma en la que se llevan a cabo las marchas y plantones?
“Claro Gianni, estoy de acuerdo que la protesta debe ser de esta manera y que a veces se puede desatar violencia; estoy de acuerdo que se tiene que expresar y que no hay manera de repartir ni volantes y mucho menos. De hecho nosotros hemos llegado a hacer las tres cosas; hemos repartido volantes, mientras un vocero habla a través de un megáfono. Por cierto, quien la hace de vocero por lo general es una mujer, tu sabes, ellas hablan mejor, a nosotros los hombres nuestros papás nos llamaban güey y cabrón, así que ellas aprendieron a hablar correctamente. Y otro pinta con spray las paredes. Al municipio no le gusta la parte de los volantes, tienen mucho que barrer. A los propietarios de las casas obviamente no les gustan las pintas. Sin embargo, hay muchos de estos propietarios de casas que simpatizan con algunos movimientos, e inclusive con algunas causas, así que ellos no les importa si tienen que pintar sus casas otra vez. Lo que sí estaría bien sería pedirles permiso antes; cuando menos una semana antes del plantón, marcha o protesta y claro, por escrito”
- Y dinos, tienes mucho tiempo en el movimiento?
“Pues mira, yo he participado con el movimiento por más de ocho años, y durante los primeros tres no nos habíamos percatado del poder de convocatoria y la capacidad de difusión masiva que teníamos. Así que decidimos tener nuestra estación de radio, cuyos gastos de operación son cubiertos por la venta de nuestras artesanías, conciertos y contribuciones que hacen los simpatizantes del movimiento. Así que ya hemos trascendido las pintas. Hemos difundido radio comprometido desde hace más de cinco años. Y apenas hace dos, nos hemos dedicado a la consultoría”
- Consultoría, exactamente en qué?
“Mira, tu tienes una causa, una protesta, un movimiento o cualquier ideología que quieras expresar y nosotros nos encargamos de hacerte el estudio sociológico para que tu protesta tenga efectos favorables. En otras palabras, nosotros nos encargamos de decirte exactamente que punto del tiempo que se esté dando en ese momento, es el óptimo para que tu protesta sea escuchada y tus demandas tan normales, tan urbanas y tan justas, sean atendidas y no tengas que llegar al punto de hacer una huelga de hambre en la explanada de los héroes con la finalidad de que seas escuchado por esos gobiernos irresponsables que a veces nos damos el lujo de tener”
- Cómo exactamente se diseña una marcha o un plantón, por ejemplo?
“Bueno, primero tienes que ver como está la situación del Gobierno, tienes que ver qué error cometieron en ese momento, cuál es el error del día, por así decirlo. Luego, ya identificado el error, nosotros nos dedicamos a hacerlo más grande y a cuestionar la función del Gobierno ante ese problema en particular y la posición de los otros partidos políticos con relación a las soluciones. Después de esto, escogemos los cuestionamientos más subversivos y los “traducimos” para que el pueblo no solamente los entienda, sino que encuentren en ellos una causa”.

- De esta manera están agitando al pueblo usando los mismos errores del gobierno, no?
“De hecho creo que es así como debería de ser siempre. La gente tiene derecho a conocer lo que están haciendo sus gobernantes, y no lo saben porque la mayor parte del pueblo no les entiende. Pero bueno, hecho esto, se procede a estudiar el momento propicio para comenzar el plantón. ¿Cuándo es el momento más propicio? Ese momento en el que no hay fútbol, en el que no hay big brother, en que el que hay una pequeña depresión en los espectáculos y formas de entretenimiento masivo; en ese momento en el que te escuchan porque te escuchan y los medios de comunicación están ahí, detrás de ti, nada más al tanto del progreso del plantón que estás comenzando. Si tus gobernantes te tiran a lucas, como es esperable, tienes que comenzar a presionar. Esto es común, porque tu sabes que la mayoría de los gobernantes siempre te van a mandar por un tubo”
- oye, pero ya existen programas en los que el gobernador o alguien de la administración ofrece ayudar a la comunidad, no?
“La palabra burocracia tiene dimensiones ocultas bastante nocivas y muchas de las líneas de avance en el camino hacia una sociedad perfecta, al menos aquí en esta ciudad, que por cierto se está convirtiendo en otra chilangolandia. Están plagadas de corrupción, nepotismo y coyotaje. Nuestros gobernantes tendrían que volver a nacer y dejar de ser lo que son para poder hacer bien las cosas. Pero bueno, discúlpame, pero no puedo terminar de decirte porque me gana la indignación”
- no te preocupes, Moxie, continúa por favor
“Ah, y te decía, solo asegurándote que los medios de comunicación te estén respaldando en el momento adecuado. Los medios de comunicación, no creas, son pilares de la sociedad moderna. Ustedes quedan bien con Dios y con el Diablo; por un lado ayudan al bien común con su servicio social tan comprometido, tan de seguimiento, de estar al tanto de lo que se hace o no se hace. Felicidades”
- Gracias, Moxie. Pero, ¿por qué al diablo?
“Pues me da la impresión que en muchas ocasiones apoyan a algunos partidos políticos, y que se ve inmediatamente hacia dónde pesa más la balanza, entre otras cosas, como los anuncios del Gobierno, esos que se diseñan en agencias de publicidad y hablan de un Gobierno Heroico, un Seguro Social impecable y una lucha contra el narco. Sin embargo la realidad que tenemos es un Gobierno que constantemente se quiere beneficiar a sí mismo solamente sangrando al pueblo, como con esos bonos que se les da a los diputados. La verdad es que el seguro social dista de ser un lugar congruente. No me explico un hospital que te anuncie en el área de urgencias que no vayas si tu enfermedad no es lo suficientemente peligrosa para no poner en peligro tu vida. Y la lucha contra el narco, ja, que buen chiste, esa lucha es solamente un gran negocio donde se benefician muchos y, que el status quo no se mueva, si no, vale madre el teatrito”
- Ja, ja, ja, me imagino que tendrás tu idea de una sociedad perfecta, no?

Tanya reflexionaba acerca de esto, puesto que había ido al seguro social la semana anterior, y perdió casi toda la tarde esperando una consulta en donde el médico solo le recetó Naproxeno y ni siquiera la auscultó. Pensó que para “un pinche mejoral” mejor se hubiera quedado en su casa. “Claro”, continuaba Moxie en la tele: “algunos lo llaman el reino de los cielos. La idea era buscar ese reino entre nosotros, en vida, pero no, creo que no. Una sociedad cuyos ciudadanos necesitan hacer plantones y huelgas de hambre para ser escuchados por sus gobernantes, distan mucho de vivir siquiera un remoto semblante de la representación más burda de sus nociones del reino de los cielos”. En fin, eso es, en general más o menos lo que estamos haciendo desde hace ocho años”

- Gracias Moxie, gracias por habernos concedido esta entrevista. A ustedes les invitamos a que siga con nosotros en este programa: “La Debacle del Debate”

“Gracias a ti Gianni”.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2006-11-25 12:14:22
Nombre: william
Comentario: para reflexionar...
interesante