Carlos. Otros cuentos


Carlos

Autor: Antonella Rosellini

(2/5)
(2 puntos / 1 votos)


Cuento publicado el 27 de Octubre de 2018


CARLOS
1948 - 2013

Pehuajó, Buenos Aires, Argentina
Carlos solía levantarse a las 06 a.m con tan solo 6 años para ayudar a su señora madre Doña Marta (así le decían) con los quehaceres domésticos; junto a él Vivían cinco hermanitos mas, él era el segundo de los hermanos, la mayor (Eva) solía levantarse más temprano para ayudar al padre en el campo, eran una familia muy unida, siempre se ayudaban todos.

Carlitos, siempre fue muy solidario y todo lo que él se proponía, lo cumplía, de niño fue de una sola palabra, lo que decía era sagrado y se cumplía, sus padres a cada uno de sus hijos los enseñaron con grandes valores.
Carlos en especial, fue siempre el más golpeado, a los 10 trabajaba en un bar lavando copas, a los 12 ayudaba a arreglar bicicletas con el vecino Don Julio, quien lo quería como si fuese su hijo.
Así pasaban los años, y Carlitos se proponía a saber cada vez de la vida, así fue, aprendió a hacer de todos, de lava copas después se puso un puestito de bicicletas solo, y luego estaría trabajando en una empresa de artículos para el hogar arreglándolos, le gustaba perfeccionarse cada vez más, con entusiasmó siempre llego lejos. A pesar de que siempre fueron una familia muy humilde, el todo lo que ganaba se lo daba a su madre para darle de comer a sus hermanos y ayudar a su padre ya que era grande de edad.
A los 21 años Carlos sus hermanos y su madre Doña Marta pierden al jefe del hogar, Don Jorge. Fue una perdida muy grande para él y su familia, no obstante el se decidió seguir ayudando a su señora madre a que no le falte nada a sus hermanos menores, siempre fue de gran carisma, todo Pehuajó lo conocía, era muy querido, siempre llevaba alegría a donde iba.
Luego de muchos años de trabajo se jubila con 41 años de edad por una hernia de disco.

A los 42 años conoce a Graciela, la mujer de su vida y madre de sus seis hijos,
Siempre fue un gran padre y esposo, lo más preciado de su vida era su familia y trabajo. A pesar que se jubilo él siguió trabajando para darle de comer a sus hijos.
A los 64 años, Carlos es internado de urgencias en el hospital de la ciudad, luego de varios estudios le detectan Cáncer de Pulmón en estadio IV.
Luego de varios tratamientos en su ciudad natal, es derivado a 200 km de allí, Olavarria, iba y venía, viajaba muy seguido por los tratamientos, en el hospital los querían todos los médicos, enfermeros. Sé que ninguno de ellos se van a olvidar de él.
Lucho durante 16 meses, nunca bajo los brazos, se aguanto cada dolor de quimioterapia, cada dolor que era pensar que pasaría con la familia si él se iba, se aferro a la biblia, fue su gran amiga, algo que no pudo hacer mas en esos 16 meses fue trabajar, algo que hizo desde los 8 años hasta que se entero de su enfermedad. La familia de él siempre estuvo unida y apoyándolo hasta lo último.
20 de junio del 2013 con 65 años de edad, Carlitos fallece de pulmonía en el hospital de Olavarría.
Dejando a su familia un gran dolor…

Papa nos dejaste un gran vacío en el corazón, hoy te escribo estas líneas.
Esto es para vos!
Te fuiste de mi vida, te fuiste a la eternidad
Hoy te extraño más que nunca
A veces pienso en volver a verte, y solo quiero sabes si vas a estar
Hoy me queda una mirada, un recuerdo y tu voz que se apaga lentamente
Aquel día que te vi por última vez, creí que solo pasaría y estaríamos juntos una vez más
Hoy se que te fuiste y no volverás
Papa donde estés, quiero decirte que te quiero y en mi corazón vas a estar!


PAPA GRACIAS POR TANTO AMOR QUE NOS DISTE! SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES! TE AMAMOS!




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento