Aviso de Ocasión

Autor: Pablo Guillén

(3.67/5)
(22 puntos / 6 votos)


Cuento publicado el 17 de Febrero de 2017


Desde el asiento de la unidad de pasajeros en que viajaba, en una parada que hizo, un sujeto que lo abordó llamó mi atención, no era un pasajero ordinario. ¡No, no! Tampoco era uno de esos ya trepados limosnean algunos centavos por diferentes motivos: me acaba de sacar la migra, estoy sin jale, estoy enfermo, necesito sangre para mi'jo enfermo, etc. ¡No, no era de esos!, este señor vestia de traje, de corbata, pulcro en la vestimenta igual su aseo personal, aunque el traje fuese viejo y pasado de moda, lo mismo los zapatos remendados pero, limpios claro.
Desde el asiento de la unidad de pasajeros en que viajaba, en una parada que hizo, un sujeto que lo abordó llamó mi atención, no era un pasajero ordinario. ¡No, no! Tampoco era uno de esos ya trepados limosnean algunos centavos por diferentes motivos: me acaba de sacar la migra, estoy sin jale, estoy enfermo, necesito sangre para mi'jo enfermo, etc. ¡No, no era de esos!, este señor vestia de traje, de corbata, pulcro en la vestimenta igual su aseo personal, aunque el traje fuese viejo y pasado de moda, lo mismo los zapatos remendados pero, limpios claro.
Primero, no comprendí lo que ofrecía por estar distraído, me dispuse a escuchar su discurso y me entero es poeta ambulante y escribe a la orden de quien necesite sus servicios para cualquier ocasión; bodas, aniversarios, cumpleaños y la especialidad, poemas de amor a la amada o al amado. En la mano izquierda traía consigo un folio repleto de hojas y por lo que dijo, eran poesías diferentes a la venta en esos momentos, de los treinta pasajeros, escasos adquirieron algunas a 10 pesos cada una. Los demás guardaron su tarjeta de negocios acaso en el futuro necesitaban de su asistencia. Pidió al chofer, se detuviera, dio las gracias y bajó.
Pensé: estoy retirado, la pension no me alcanza, estoy con las tripas amarradas y tengo cara de abuelo bondadoso. ¡Ya sé! Me voy alquilar como abuelo para aquellos huérfanos necesitados de uno.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento