Mala práxis. Otros cuentos


Mala práxis

Autor: Mercedes Tomson

(3.7/5)
(37 puntos / 10 votos)


Cuento publicado el 23 de Febrero de 2012


Ella nacia un cuatro de abril de mil novecientos setenta y cuatro, era hija primerisa de una joven pareja;la pequeña parecia reusarce a la vida, se volteo al revés en el vientre de su madre,.....como si supiera su destino.
Los gritos de la joven develaban el gran dolor que causa la naturaleza de un parto,la atención hospitalaria era precaria,el anestesista nunca llego, pero aun así luego de cuatro horas la exauta madre dio a luz por parto natural a su hija.La pequeña criatura impotente,temerosa y dolorida lloro toda la madrugada y así durante los tres días restantes, los médicos no supieron descubrir motivo alguno ante el desgarrador llanto.

Pasaron los meses, exactamente doce y mercedes parecia una niña normal,todos sus sentidos respondian perfectamente ante los estímulos;miraba tiernamente a su madre con sus grandes ojos color cafe,reía ante las muecas de padre; siguio pasando el tiempo y con él aumentó la preocupación de la pareja por la lentitud con que la niña tardaba para caminar; pero a los diesiocho meses en una mañana helada y triste de mayo llego el fatal día, mecha jugaba en el piso cuando comenzó a deslizarse hacia la silla mas cercana, se tomo fuertemente y con mucho empeño logro despegarce del frio serámico,su madre, inerte con la mirada nublada y húmeda,... silenció el llanto,la pequeña se puso de pié, pero aun no habia terminado su azaña; busco con la mirada otra silla que fuera el punto de llegada, mecha queria caminar, soltó sus pequeñas manos y se dispuso a dar sus primeros seis pasos contados uno a uno por su mamá, que ésta vez la observó desolada... se dio cuenta de inmediato que la marcha de la niña no era normal;se tambaleaba demasiado hacia uno y otro lado parecia que sus pasos nunca encontraban la firmeza del piso, su columna se disponia hacia adelante tratando de conseguir el equilibrio que no lograban sus piernas.
A primera hora del día siguiente la familla tomaba el viejo y ruidoso tren que pasaba por el corazon del pequeño poblado, con destino a la capital, en busca de un médico traumatólogo.

Luego de tres horas de viaje los tres se encontraban sentados en el largo pasillo de un enome hospital, de pronto, una aguda voz que nacia en uno de los diez consultorios y viajaba por el corredor, los llamo por su apellido.Acudieron inmediatamente.
-Buenos días
-Soy el doctor Blanco
-Cuentenme, cual es el problema?.
La madre comenzo con el relato, luego de escucharla, el dr tomo a la niña, la acosto en la enorme camilla, la desvistó y le practico una maniobra en sus caderas para confirmar sus sospechas, meneo la cabeza y se dirigió a los padres diciendo:papás, mercedes tiene luxación bilateral de caderas,explico el dr,como la niña nacio de nalgas y por parto normal,cuando en estos casos siempre debe practicarce una cesaria para evitar jalar de las piernas al bebé,han descaderado a la pequeña , pero no se asusten,con una cirugía su niña hará una vida normal,tengan esperanza
Hoy cuatro de mayo de dos mil once, mercedes se someterá a una nueva cirugía y aunque las operaciones ya suman diesisiete esta se trata de una novedosa técnica que liberará a la mujer del uso de muletas en las cuales ha apoyado los fracasos quirúrgicos. No te preocupes mercedes dice el DR ten esperanza.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2012-02-23 21:10:31
Nombre: Simplemente mir
Comentario: a la Mercedes de la historia....valor


Fecha: 2012-02-23 13:52:34
Nombre: nicol suarez co
Comentario: esta bueno tu cuento


Fecha: 2012-02-23 08:57:50
Nombre: Martha Susana
Comentario: Suena a historia real, hay tantas! lamentablemente,
está bien contado, sólo que tiene varios errores ortográficos, pero me gustó!