Una niña llamada Marisol. Cuentos cortos infantiles


Una niña llamada Marisol

Autor: Manuel Ibarra

(4.07/5)
(1713 puntos / 421 votos)


Cuento publicado el 26 de Septiembre de 2010


Había una vez una familia muy rica que vivian en una gran mansión, tenían una pequeña y hermosa niña llamada Marisol, rodeados de lujos y sirvientes, la poderosa familia no trataba a ningún vecino a menos que fueran tan ricos y vanidosos como ellos. Marisol estudiaba en un colegio muy exclusivo de la gran ciudad,había una niña de color a la cual los demás niñitos despreciaban por ser humilde y pobre, los padres de la pequeña habían hecho grandes esfuerzos para inscribirla en la escuela. Marisol tenía muy buenos sentimientos y pronto se hizo amiga de la niña al punto que compartían la merienda y se defendían mutuamente de las agresiones y travesuras de los demás compañeros del colegio.Un día Marisol invitó a su amiguita a la gran mansión y encerradas en el cuarto jugaban con las muñecas hasta que decidieron que una de ellas sería por un día la reina y la otra su esclava, estando en la cocina cumpliendo un deseo de su reina, la pequeña Marisol se encontró con su madre y esta le preguntó: ¿Con quién juegas en tu cuarto?.Ella respondió: ¡Estoy jugando con una amiguita del colegio!. La madre siguió preguntando: ¿Se puede saber a qué juegan?. La niña respondió: ¡Jugamos a la reina y su esclava!.Entonces la altiva madre exclamó: ¡Debo suponer que mí hermosa hija es la reina y su amiguita la esclava!.Pero la inteligente niña respondió: ¡Al contrario madre, por el día de hoy, he decidido complacerla, como todos se burlan de ella en el colegio, yo seré su esclava y ella será mí reina!.Sorprendida por las palabras de su hija, la altiva madre exclamó: ¡Hija nosotros te hemos criado como toda una reina, no debes aceptar ser esclava de nadie!. La niña Marisol volvió a responderle: ¡Mira mamá, con todo respeto te diré que en la iglesia los domingos, el sacerdote nos dice que todos los niños somos iguales y que por ser hijos de dios, no deben existir diferencias entre nosotros!.Marisol regresó a continuar jugando con su amiguita en el cuarto mientras su madre se dejaba caer sobre un mueble a reflexionar sobre las palabras de su hija.Meses más tarde la madre de Marisol visitó el colegio y al hablar con una de las maestras esta le comentó que su hija Marisol, era una niña maravillosa, que le diera gracias a dios por tener a un ser de tan nobles sentimientos, incluso había observado que la pequeña ayudaba a una niña pobre regalándole ropa y útiles escolares. Desde aquel momento la madre de Marisol empezó a cambiar su forma de pensar y de actuar, de vez en cuando organiza eventos para recolectar comida, ropa y dinero para los niños de los barrios pobres de la gran ciudad.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2011-12-13 20:13:32
Nombre: yenitza
Comentario: no solo me gustó la historia. me conmovió tanto que aun tengo un nudo en la garganta. me alegra el gran humanismo que derramas en este cuento. Te felicito.


Fecha: 2011-02-12 09:27:16
Nombre: aldo
Comentario: esta padre para reflesiona


Fecha: 2010-11-29 07:13:52
Nombre: Dayana Pacheco
Comentario: la humildad es mejor que la vanidad


Fecha: 2010-09-30 08:20:07
Nombre: lydia
Comentario: Lleno de valores, me gusto mucho, felicidades