Cuando las mariposas eran en blanco y negro

Autor: Ana Isabel Rodriguez Jañez

(3.95/5)
(395 puntos / 100 votos)


Cuento publicado el 20 de Febrero de 2016


Muchos colores había al principio de los tiempos. Dios en verdad trabajó y su paleta llenó con colores y destellos.
Al crear todos los seres su pincel vacío estaba, arco iris, palomitas y hasta hadas reflejaban los colores que portaban.
Pero un ser frágil y tierno al Gran Señor le faltó y al dormirse en su capullo sin el color se quedó.
Muchos colores había al principio de los tiempos. Dios en verdad trabajó y su paleta llenó con colores y destellos.
Al crear todos los seres su pincel vacío estaba, arco iris, palomitas y hasta hadas reflejaban los colores que portaban.
Pero un ser frágil y tierno al Gran Señor le faltó y al dormirse en su capullo sin el color se quedó.
Al despertar desplegó sus alitas con asombro al ver que no tenía ni colores ni destellos aleteó rápidamente hasta alcanzar al Señor.
- ¡ Blanca y negra solo soy! ¿y mis colores Señor?.
- Todos se han acabado ya.
- Una tarea tendrás para poder encontrar los colores que has de llevar.
Pensando la mariposa fue a ver al arco iris.
-¿tienes algo que ofrecer? necesito mis colores y tengo que trabajar.
así fue de lado a lado, así fue de ser en ser, y no había trabajo, y no había que hacer; hasta que un día las flores comenzaron a llorar, ella oyendo el gemido, preguntó con mucho asombro.
-¿ qué les pasa?, ¿que sucede?.
- no podemos caminar y tenemos que llevar las semillas, las esporas todas, todas a regar,los pajaritos y las abejas están descansando ahora y tenemos que llenar de colores el planeta.
La mariposa sin pensar, sobre la flor se posó y trabajó sin cesar hasta culminar su labor.
Más tarde se oyó una voz.
-Has trabajado bien, así que voy a otorgar que todos los colores tengas, que te llenes de colores y que al llevarlos repartas ilusiones y alegrías, que las niñas al correr contigo tengan una amiga y compañía.

Para Sofi.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento