ÔĽŅ Rosita, el pŠjaro sin plumas. Cuentos cortos infantiles
ÔĽŅ

Rosita, el p√°jaro sin plumas

Autor: Braelin Carter

(4.02/5)
(676 puntos / 168 votos)


Cuento publicado el 12 de Noviembre de 2014


Hab√≠a una vez un p√°jaro que se llamaba Rosita. Ella viv√≠a en un bosque tropical. Ella ten√≠a un problema, hab√≠a nacido sin plumas como todos los bebes p√°jaros pero cuando creci√≥ no le nacieron plumas como a sus hermanos Jorje y Pedro. Rosita se sent√≠a muy triste porque no ten√≠a plumas. Tamb√©n se sent√≠a muy sola porque no ten√≠a amigas. Ella no ten√≠a amigas porque sent√≠a verg√ľenza de salir a juagar en el bosque y que la vieran sin plumas. Los hermanos sin embargo ten√≠an muchos amigos porque ellos eran p√°jaros normales. Los padres de Rosita la amaban mucho, ellos sab√≠an que Rosita ten√≠a verg√ľenza de salir al bosque. Entonces, por el amor que ellos sent√≠an, ellos buscaban comida para Rosita. Rosita siempre se quedaba en su nido.

Mientras Rosita se quedaba en su nido, Jorje y Pedro jugaban en un bosque. Ellos viv√≠an en un nido que estaba en una rama sobre la rama donde viv√≠a Rosita. Ella se sent√≠a celosa de las plumas de sus hermanos y so√Īaba con volar muy alto por el bosque tropical como ellos. Un d√≠a Rosita tuvo una idea, ella quer√≠a pegarse las plumas que encontraba cerca de su nido en su cuerpo pero las plumas no se le pegaban. Entonces esa idea no funcion√≥. Un d√≠a mientras Rosita estaba dormiendo ,Jorje y Pedro estaban comiendo pi√Īa en su nido. El jugo de la pi√Īa call√≥ en el cuerpo de Rosita. Cuando ella se levant√≥ sinti√≥ que su cuerpo estaba pegajoso y entonces se le occurio otra idea. Ella recoji√≥ plumas que se call√≠an de los otros p√°jaros para pegarselos en su cuerpo ya que estaba pegajoso. Ahora ella ten√≠a plumas pero eran de todos colores entonces parec√≠a un arco iris y se miraba chistosa y no quer√≠a salir al boque.
Esa noche mientras ella dorm√≠a sus hermanos estaban nuevamente disfrutando de un sabroso mango. Al igual que antes el n√©ctar a call√≥ esta vez en sus plumas. Entre m√°s mango comian, m√°s nectar le ca√≠a en sus plumas. El nectar transformaba las plumas en color oro. La siguente ma√Īana ella se di√≥ cuenta que sus plumas eran diferentes, ¬°ahora ya ten√≠an color! y Rosita se puso muy feliz porque ya por fin ten√≠a plumas. Al final Rosita fu√© a jugar con los otros p√°jaros y todos admiraban sus brillantes plumas bonitas y despu√©s de muchos d√≠as de compartir con otros p√°jaros y volar por todos lados, Rosita ya conoc√≠a el bosque y ten√≠a muchas amistades.


//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2014-11-13 06:23:19
Nombre: Lucia Belen
Comentario: me gustů! tiene un excelente enseŮanza y mucha ternura, ademŠs de muy original!



Fecha: 2014-11-12 15:37:38
Nombre: guadalupe uribe
Comentario: me parece que este cuento esta muy interesante por que uno a veces necesita aceptarse como es en vez de estar pensando que uno no es tan especial como los demas.