La pequeña Estrella. Cuentos cortos infantiles


La pequeña Estrella

Autor: Cristina Manjarrez

(4.22/5)
(490 puntos / 116 votos)


Cuento publicado el 20 de Mayo de 2013


Esta es la historia de la pequeña Estrella y su Universo.
Hace tiempo, en un cercano lugar, el Sol y la Luna se conocieron, ellos se querían mucho a pesar de su corta edad, pensaban en algún día casarse y formar una familia (que en el Cielo se llama universo), sin pensar que por ser tan jóvenes no estaban preparados para eso.

Unos meses después crearon una hermosa Estrella la cual llegó a alegrar sus corazones y dar luz a sus vidas.
Todos estaban muy contentos con la llegada de la pequeña Estrella, sus papas la adoraban y no dejaban de admirarla.
Sin embargo, la Luna y el Sol tuvieron que separarse, pues el Sol pertenece al día y la Luna a la noche, la pequeña Estrella se quedo con su mamá. El Sol nunca volvió a ver a Estrella pues mientras él dormía, ella apenas iba a despertar.
La pequeña Estrella estaba rodeada del cariño de sus abuelos y tíos que eran el universo de su mamá.
En una ocasión, Estrella salió de paseo por el Cielo con su mamá y se encontró a su amiga Lucero que iba con su Universo caminando.
El Universo de Lucero era distinto al de Estrella ya que se formaba de su mamá la Nube, su papá el Cometa y ella. La pequeña Estrella al ver el universo de su amiga, le dijo a su mamá que ella se sentía diferente a los demás, pues su universo era pequeño. La Luna le explicó que existen diferentes tipos de Universos, el de ellas no era único, ya que en el Cielo había muchos universos parecidos al de ellas. Sin importar que fueran pequeños o grandes, de cada uno dependía ser felices.

La Luna le pidió a la pequeña que le platicara como era el universo de su amiga Lucero.
Estrella comenzó a platicar:
-La mamá de Lucero se dedica al hogar: cocina, limpia la casa, le ayuda con sus tareas. Así como tu lo haces conmigo; su papá sale a trabajar todos los días para que así no les falte nada; "Así como tu lo haces!!!!
En ese momento la pequeña Estrella se quedó pensando y con una sonrisa le dijo a la Luna:
-Ahora entiendo mami, es cierto!!! El universo de Lucero y el mío no son diferentes, pues hacemos lo mismo y además yo estoy feliz con mi Universo así de pequeño.
La Luna y la pequeña Estrella se dieron un gran abrazo y siguieron caminando muy contentas por el Cielo.
La pequeña Estrella nunca más volvió a sentirse diferente a los demás, pues comprendió que lo importante del universo, no es ser grande o pequeño,si no que este lleno de amor y felicidad.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento