¿Que le pasa a vanesa?. Cuentos cortos infantiles


¿Que le pasa a vanesa?

Autor: Araceli Lopez

(4.25/5)
(404 puntos / 95 votos)


Cuento publicado el 21 de Abril de 2013


El ciclo escolar empezaba y yo estaba ansioso por volver a ver a mis amigos y contarles lo que habia hecho en las vacaciones.Nuestro nuevo salon era algo diferente al del año pasado pero sin duda la nueva alumna era lo que mas resaltaba, era muy linda,de larga cabellera y hermosos ojos color verde asi que decidi presentarme con ella.

_¡Hola! me llamo David.Mucho gusto en conocerte
_Hola me llamo Vanesa.
Nuestra presentacion fue breve debido al inicio de las clases de cualquier modo Vanesa habia acaparaddo toda mi atencion y me propuse el conocerla mas a fondo, y asi lo hice al terminar las clases la ayudaba con sus libros y la acompañaba hasta su casa apesar de la larga distancia que recorria todos los dias, fue asi como poco a poco fui cultivando la mejor amistad con Vanesa.
Sin embargo pasado algun tiempo note que ella faltaba mas seguido a clases y que estaba mas palida ademas de que su animo y su desempeño escolar ya no era el mismo asi que le pregunte cual era la razon de su cambio.
_¿Acaso estas enferma?
_Si, ultimamente me he sentido terrible pero no te preocupes mama me ha llevado al medico y me hizo unos analisis.
Hablar con ella me tranquilizo por un tiempo, hasta que lentamente vi como Vanesa iba decayendo, yo comprendia que ella estaba enferma y que quiza no se sentia bien como para hablar conmigo pero la actitud indiferente de Vanesa hacia mi me dolia mucho, ella no platicaba ni siquiera sonreia no era lo mismo.
Los dias que Vanesa faltaba se convirtieron en semanas y aunque fui a su casa inumerables veces nadie me recibia y era el mismo caso por telefono extrañaba a mi amiga los dias a su lado fueron maravillosos las largas conversaciones por telefono contandonos anecdotas sobre nuestras vidas.
Todo seguia igual hasta que un dia la mama de Vanesa fue a la escuela a hablar con el profesor el cual mediante la platica se mostro algo exaltado. Era mi oportunidad le rogue que me digera donde se encontraba Vanesa pero fue peor de lo que crei Vanesa llevaba ya mucho tiempo en el hospital asi que esa misma tarde fui a verla y casi no la reconozco su semblante alegre y esas rosadas mejillas eran cosa del ayer la vi demasiado decaida y lo que me impresiono mas fue aquel simpatico gorrito que llevaba en su cabeza ni siquiera pregunte el por que lo llevaba cuando me dijo muy apenada

_He perdido todo mi cabello.
Yo volvia al hospital cada dia para ver a Vanesa pero era evidente que ella empeoraba cada vez mas, a pesar de que yo preguntaba siempre que causaba esos malestares en Vanesa su mama siempre me decia.
_Muy pronto estara bien
La mama de Vanesa tambien actuaba de una forma extraña a veces salia de la habitacion sin ningun aviso y se quedaba afuera en el pasillo y lloraba unos momentos y depues volvia a la habitacion con Vanesa como si nada hubiera pasado y me pidio que no le mencionara nada de esto a Vanesa.
Un viernes me quede hasta tarde en el hospital y Vanesa y yo observamos las estrellas un rato y de todas habia una que parecia brillar con mas intensidad, aquella estrella le encanto a Vanesa despues de eso me despedi de Vanesa y volvi a casa me fui directo a mi habitacion y mire por mi ventana aquella estrella resplandeciente era en verdad muy hermosa en ese momento el telefono sono y mama contesto despues de un rato mama entro a mi cuarto y me abrazo con fuerza entonces le pregunte.
_Mama ¿Tu sabes que le pasa a Vanesa? ¿Crees que se recupere?
_No te preocupes por ella yo se que esta muy bien y ya no siente ningun dolor.
Los ojos de mama se empaparon de lagrimas, en ese momento la estrella resplanceciente parecia caer del cielo era muy hermoso y no podia esperar por contarle a Vanesa.

//alex


¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento