La piedrecilla que lloraba. Cuentos cortos infantiles


La piedrecilla que lloraba

Autor: Miguel Angel Ramos Inga

(4.02/5)
(1269 puntos / 316 votos)


Cuento publicado el 24 de Octubre de 2011


Un día un caminante andaba perdido por el campo, estaba muy preocupado porque era muy tarde y no recordaba por donde era su casa, entonces escuchó que alguien sollozaba y sollozaba, - ¿de dónde vendrá aquel llanto? – se preguntaba y entonces, fijó su mirada hacia abajo.
Caminante: ah, eras Tú piedrecilla, dime ¿Por qué lloras?

Piedrecilla: porque nadie me quiere y todos me ignoran.
Caminante: por qué dices esas cosas tan feas piedrecilla.
Piedrecilla: porque dicen que soy muy duro y frio, amorfo o sin forma, que ando haciendo caer a las personas, y que además…y que además no tengo sentimientos y que soy indiferente con los demás.
Caminante: pero piedrecilla no tienes por qué estar triste por eso que dicen los demás, ¿acaso no te quieres?
Piedrecilla: si me quiero pero..pero ellos dicen eso y me duele mucho.
Caminante: mira piedrecilla si dices que te duele es que si tienes sentimientos, es una gran virtud.
Piedrecilla: ¿una virtud?
Caminante: es cuando uno posee una gran cualidad y autoestima y tú tienes muchas piedrecilla.
Piedrecilla: ¿Cómo cuales? Podrías decírmelo por favor.

Caminante: si eres duro es porque eres muy fuerte y resistente.
Piedrecilla: si verdad, no me había dado cuenta, cuéntame mas caminante por favor, por favor.
Caminante: está bien pero con calma. Si eres frio es porque el calor mas fuerte no te puede derretir, si eres amorfo es que eres diferente a los demás, si haces caer a las personas es que eso le ayuda a levantarse con mas animo y no eres para nada indiferente sino no te hubiese importado lo que digan los demás.
Piedrecilla: ¿Por qué?
Caminante: porque el indiferente es aquella persona que no presta atención a los pensamientos y sentimientos de los demás y porque he escuchado Tu has prestado atención a los pensamientos y sentimientos de aquellas personas.
Piedrecilla: ¡si es verdad! Entonces si tengo muchas virtudes y mucha autoestima. Gracias caminante ya no voy a llorar mas, me has ayudado mucho te lo agradezco.
Entonces la piedrecilla dejo de sollozar, pero antes de dejar al caminante y hizo un último favor, se le puso en su camino y el Caminante tropezó y en ese instante como por arte de magia el caminante dijo: “ah, ya me acorde por donde era mi hogar, si no me hubiese tropezado tal vez no me acordaría, gracias piedrecilla”
Y así fue como termino todo, la piedrecilla contenta y el Caminante en su hogar.




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2012-03-11 08:47:45
Nombre: Manuel Ibarra
Comentario: Felicitaciones me gusto tu cuento, considero que es muy educativo para resaltar los valores.


Fecha: 2011-12-26 20:43:13
Nombre: Rosser
Comentario: Gracias por este bonito cuento


Fecha: 2011-12-01 07:27:27
Nombre: angela
Comentario: Me gusto de esta histria, principalmente porque estoy trabajando en la enseanza media el tema de autoestima.
Gracias


Fecha: 2011-11-27 16:41:41
Nombre: Kaori Prez Rom
Comentario: Que todos tenemos un valor nico aunque seamos diferentes, y que nadie nos debe hacer sentir menos, tal vez seamos diferentes, pero podemos tener cualidades que nos distingan para bien.


Fecha: 2011-11-20 20:01:37
Nombre: juanc@
Comentario: es muy creativo y contiene un bonito mensage


Fecha: 2011-11-12 19:30:05
Nombre: david
Comentario: que feo



Fecha: 2011-10-24 14:35:34
Nombre: Manuel Ibarra
Comentario: Excelente amigo Miguel Angel, maravilloso su cuento desde el inicio, luego el nudo (trama) y por ltimo el final. Mis ms sinceras felicitaciones


Fecha: 2011-10-24 10:33:02
Nombre: Martha Susana
Comentario: muy tierno y edificante, ojal lo lean muchos nios!