Una obra de arte. Cuentos cortos de humor


Una obra de arte

Autor: Meiram

(3.85/5)
(281 puntos / 73 votos)


Cuento publicado el 11 de Octubre de 2015


La esposa de Antonio tenía muchas cualidades, tanto físicas como morales. Pero lo que más destacaba de su anatomía era un magnífico par de nalgas, redondas, carnosas, como dos melocotones… y grandes.
Un buen día, Antonio escuchó unos ayes angustiados de su esposa desde el baño:
- Antonio, ¡socorro, ayúdame, por favor!
La esposa de Antonio tenía muchas cualidades, tanto físicas como morales. Pero lo que más destacaba de su anatomía era un magnífico par de nalgas, redondas, carnosas, como dos melocotones… y grandes.
Un buen día, Antonio escuchó unos ayes angustiados de su esposa desde el baño:
- Antonio, ¡socorro, ayúdame, por favor!
Cuál no sería su sorpresa al advertir que la mayor característica de su amada esposa era la causa de su desasosiego, puesto que había quedado atrapada en el asiento del inodoro sin posibilidad de liberarse.
Intentaron empujones, tirones, todo en vano. Contemplaron la posibilidad de serrar el asiento, o quemarlo con un soplete, pero, ante la cara de terror de su esposa, Antonio decidió pedir consejo a un experto.
Desatornilló el asiento del inodoro, colocaron un abrigo sobre los hombros de la mujer, que tapara el desaguisado, y se encaminaron a una fontanería.
Al llegar, Antonio retiró el abrigo y le mostró el problema al atónito empleado.
- ¿Qué le parece?
- Hombre, no está mal, pero tampoco es para ponerle un marco, digo yo…





¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contraseña de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2017-04-20 15:14:52
Nombre: Manuel Santos
Comentario: Zeva, uma criana inglesa de 3 anos, brincava com uma colorida tampa de sanita acabando por ficar com a cabea presa na mesma (notcia publicada h dias na imprensa). Foi socorrida nos bombeiros que serraram a tampa enquanto a mida via desenhos animados na TV para ficar quieta. Teve mais sorte do que a esposa do Antnio, digo eu ...


Fecha: 2017-04-07 04:59:26
Nombre: Manuel Santos
Comentario: Conto simples com muito humor. O empregado da pichelaria devia ser premiado com um aumento de ordenado pelo seu patro. Demonstrou ter um alto sentido artstico.

Manuel Santos
Porto - Portugal