ÔĽŅ

Perdido en el océano

Autor: Herman Rios Castro

(4.3/5)
(387 puntos / 90 votos)


Cuento publicado el 11 de Mayo de 2016



Hace horas estoy sin rumbo fijo . Perdido en este océano . Sin saber donde me encuentro . Mi avioneta monoplano avanza hacía un norte desconocido . Huyendo de la guerra sin cuartel que contra mi país adelanta el Ogro Ario.Salí de Marsella hace 6 horas con rumbo hacía la Antártida . Poco a poco voy preparándome para el final . Caer al mar y entrar en las profundidades de sus aguas caudalosas , frías , oscuras e impenetrables .


Dicen que los que van a morir y ven que se acerca este momento empiezan a recordar r√°pidamente como en un caleidoscopio toda su vida pasada .A mi no me pasa esto . Me llega a mi mente la figura de mi madre y la de ella...mi amada , mi bella amante , mi linda princesa ..mi cielo azul !!!!

No se por que las asocio, el amor de mi madre y el amor de mi amante , de la mujer que me hace pasar unas noches fant√°sticas .El d√≠a anterior la pase con ella ...con mi amante , y fue la mejor noche de pasi√≥n que haya vivido . Arropado en su cuerpo c√°lido y acogedor percibo su perfume vestal , es como estar entre el follaje del bosque ..que aroma !!! Y suavemente paso mis dedos por su piel y subo y bajo su espalda tersa y juvenil . Beso el sitio en donde le cortaron el hilo umbilical y levant√≥ la mirada y veo su faz transida de pasi√≥n . Sus labios se abren y dejan asomar su lengua que se relame y de a poco empieza a susurrar ayes , sii.si ....!! Nuestros cuerpos trenzados en un combate extra√Īo procur√°ndose placer , el de eros por supuesto .Y en ese tinglado de pronto me pone debajo de su cuerpo y es ella la que como una amazona experta empieza a cabalgar a pesar del potro salvaje que se le opone .


Quién lo creyera en estos momentos en que me voy a morir , a desaparecer en las olas del océano , me dispuse a rememorar mis noches de placer .

Sí antes de que oscurezca y de que se extinga el combustible del pájaro motorizado pudiera avistar un islote salvador ,encontrar tierra , tierra ...pero nada sólo una alfombra unicolor . Muy extensa , ya el brillo que le imprimen los rayos del sol empiezan a desaparecer . Igual que yo que empiezo a perder mi fe y mi vigor empieza a palidecer .

Oh Madre m√≠a gracias por darme a luz , por tenerme en tus brazos , por amamantarme , por estar a mi lado en mi infancia y no quedar a merced de la orfandad.¬Ņ Cu√°ntos momentos en que estuve triste y enfermo en mi vida, t√ļ dulce madre m√≠a me acogiste y me abrazaste y a mi vida imprimiste br√≠os y nuevos deseos de empezar de nuevo .

¬ŅQu√© me espera despu√©s de caer a las g√©lidas aguas que me esperan como voraces tiburones para tragarme en sus fauces ?

Hoy el Océano me tragará y estaré sí irremediablemente PERDIDO . !!!!!




¿Te ha gustado este cuento? Deja tu comentario más abajo
(Nota: Para poder dejar tu comentario debes estar registrado.Todavía no lo estás? Hazlo en un minuto aquí)

 

Nombre:

email:

Contrase√Īa de usuario:

Comentario:

 

Últimos comentarios sobre este cuento

Fecha: 2016-05-11 09:20:40
Nombre: Andrea Herrera
Comentario: Muy bonito.